Aldea infantil celebra sus 35 años al servicio de huérfanos y abandonados

Desde el 2015, mediante un convenio con la Fraternidad Cristiana Filii Dei de la Diócesis de Huánuco, el Gobierno Regional de Huánuco respalda la conducción de la aldea infantil San Juan Bosco que celebra sus 34 años al servicio de niños huérfanos y abandonados por sus seres queridos. En este aniversario, la gerente regional de Desarrollo Social, Dery Dianderas Castro, ratificó el compromiso de apoyo al albergue.

La referida gerencia es la encargada de contratar educadores, enfermeras y otros profesionales para brindar educación y ayudar a los menores a su reinserción social y familiar.

“Para dar un techo y alimentos a los niños en orfandad, hemos realizado un arduo trabajo y de mucho compromiso. La bendición de Dios y la virgen María ha hecho que hoy tengamos ambientes propios y con el pasar de los años muchas personalidades e instituciones nos han apoyado”, expresó el padre Oswaldo Martínez Rodríguez, promotor de la referida aldea y que ayer ofreció una misa por los 34° aniversario.

Como parte de la celebración, realizaron distintas actividades de dibujo y pintura, periódico mural, canto, entre otras desde el 3 de octubre, con la participación de todos los niños, niñas, jóvenes y señoritas de la aldea infantil ubicado en La Esperanza.

“Estoy muy agradecida por el trabajo que están haciendo por nuestros niños, desde la gerencia que dirijo nos comprometemos en apoyar en todo lo que necesitan, los felicito por el amor que brindan día a día a nuestros pequeños”, refirió Dianderas Castro, al anunciar que hay el compromiso de mejorar las instalaciones de la aldea.

Advertisement

Leer Anterior

Empiezan a proliferar bares clandestinos en viviendas

Leer Siguiente

Entrega víveres y brindan atención médica a personas con discapacidad