La NASA da luz verde a la expedición Dragonfly hacia Titán, el satélite de Saturno

La NASA ha dado luz verde a la misión Dragonfly con destino a Titán, la luna de Saturno, marcando un hito en la exploración espacial. El proyecto, que tiene un presupuesto total de 3.350 millones de dólares, avanzará con el diseño final y la construcción de la nave, programada para su lanzamiento en julio de 2028.

Dragonfly, un innovador dron propulsado por energía nuclear del tamaño de un automóvil, tiene como objetivo explorar las ricas arenas orgánicas de Titán. Esta ambiciosa nave planea sobrevolar y aterrizar en diversos puntos de la luna, en busca de procesos químicos prebióticos que podrían proporcionar pistas sobre los orígenes de la vida en la Tierra y más allá.

Dirigido por el Laboratorio de Física Aplicada Johns Hopkins (APL) en Laurel, Maryland, bajo la dirección de la investigadora principal Elizabeth Turtle, Dragonfly representa un esfuerzo sin precedentes en la exploración espacial. El equipo ha superado múltiples desafíos técnicos, incluidas pruebas de sistemas de vuelo sobre terrenos similares a Titán y simulaciones de condiciones atmosféricas extremas.

La misión Dragonfly cuenta con la colaboración de socios clave en todo el mundo, incluidos Estados Unidos, Francia, Alemania y Japón. Este esfuerzo conjunto promete avances significativos en nuestra comprensión del sistema solar y podría arrojar luz sobre los misterios de la vida en otros mundos.

Dragonfly se une al Programa Nuevas Fronteras de la NASA como su cuarta misión, demostrando el compromiso de la agencia con la exploración científica de vanguardia. Con su fecha de lanzamiento programada para dentro de unos años, este emocionante proyecto está listo para llevarnos un paso más cerca de desentrañar los secretos de nuestro cosmos.

Advertisement

Leer Anterior

La UNI presenta el busto de Yuri Gagarin y anuncia nueva carrera de Ingeniería Aeroespacial

Leer Siguiente

Extesorero de Luis Picón fue sentenciado a 10 años de prisión por peculado doloso