Tras 15 años de estar prófugo, lo capturan y le dan 20 años de cárcel por robo y tráfico de drogas

Luego de 15 años de evadir a la justicia, Luis García Morales (48), fue condenado a 20 años de cárcel, las cuales las cumplirá en el penal de Pucallpa, donde está detenido desde el 3 de marzo del 2020 por el delito de tráfico ilícito de drogas. La condena por acumulación de procesos fue dictada mediante videoconferencia por los magistrados de la Sala Mixta Permanente de la Corte de Justicia de Huánuco.

Además de los 20 años, ordenaron el pago de 3300 soles como reparación civil, los cuales serán distribuidos a favor de los agraviados del delito de robo agravado y tráfico ilícito de drogas (estado).

El 28 de agosto del 2020, el Ministerio Público dispuso la acumulación de los procesos en los expedientes 537, 786 y 147. Luego de evaluar el caso, analizar las declaraciones de los otros sentenciados y probar en el juicio oral la participación de Luis García en los tres hechos, la Sala Mixta emitió la resolución n°48.

ROBO AGRAVADO. El 21 de abril del 2005 siendo las 8:00 de la mañana, Luis García Morales, junto a los ahora sentenciados Marcelino Claudio Rojas y Manuel Martel Salcedo, ingresaron a la vivienda de Lucio Ramírez Estela, en el anexo de San Antonio de Huancán, distrito de San Francisco de Cayrán, y tras reducir a un menor de 13 años atando de pies y manos, robaron una motosierra, gallinas, cuyes, repuestos de motosierra, prendas y otros.

También se llevaron 250 soles y 600 dólares. Cuando huían a bordo de una combi, Marcelino Claudio y Manuel Martel, fueron atrapados por enardecidos moradores, pero Luis García, logró huir. Al ser interrogados sobre los hechos, ambos detallaron la forma como planificaron el robo e informaron que no era la única casa, sino tenían en lista otras e indicaron que el responsable de invitar a participar en el ilícito penal era García Morales.

OTRO ROBO. El 16 de julio del 2005 a las 6:00 de la tarde cuando el agraviado Jaime Cruz Cierto, realizaba servicio de taxi con su vehículo A1R-446 en la carretera Central, altura de la entrada al penal de Potracancha, fue abordado por Nelson Mauricio Martel Condezo, quien solicitó una carrera a la zona de Huancanyacu en Cayrán.

Acordaron que el taxi sería por 30 soles. En el trayecto, el falso pasajero (Nelson Martel) que viajaba en la parte posterior pidió al taxista recoger a su primo Luis García Morales, quien subió en la parte del copiloto. Continuaron su recorrido hasta la zona pactada, pero al llegar, pidieron que les lleve una cuadra más arriba donde supuestamente estaba su domicilio. En el lugar Nelson lo cogoteó; Luis le dijo: “tranquilo, no te vamos a matar, queremos tu carro para una chamba”.

El taxista fue llevado a una casa abandonada, mientras que García Morales ntentaba arrancar el carro, cuando de pronto un rondero que patrullaba por el lugar escuchó los gritos de auxilio, procediendo a pedir apoyo. Luego de una persecución fue atrapado Nelson, pero Luis logró huir llevándose 50 soles, el auto radio y la llave del carro.

TRÁFICO DE DROGAS. El 12 de enero del 2007 a las 4:30 de la tarde agentes del Departamento de Operaciones Especiales Huánuco llegaron al caserío de Cariapampa en San Francisco de Cayrán. En una casa de material rústica sorprendieron a Rómulo Zavala Morales, Gregorio Ponce Benavides, Linder Ramírez Vega, Luis García Morales y una persona no identificada. Aprovechando la confusión Luis García, logró huir, pero su nombre fue delatado por sus cómplices quienes empaquetaban marihuana. Decomisaron 9 kilos y 300 gramos.

Pese que sus cómplices ahora sentenciados, en su oportunidad detallaron de cómo planificaron los robos, Luis García en el juicio oral negó la imputación.

Advertisement

Leer Anterior

Detienen a pasajero con más de diez kilos de marihuana

Leer Siguiente

Buscan erradicar violencia contra la mujer en Amarilis