Suboficial sentenciado por recibir coima seguirá trabajando

Miguel Ángel Ramón Alfaro Machado (22) seguirá trabajando en la Policía Nacional, mientras la Corte Superior de Justicia de Huánuco no remita la resolución de sentencia de tres años y nueve por el delito de cohecho pasivo propio, el cuál fue confirmado el 19 de enero del presente año.

Tu diario buscó al presidente de la Corte, César Gonzáles Aguirre, quien manifestó que remitirá el caso a la Oficina Desconcentrada de Control de la Magistratura (Odecma) para que investiga el por qué no remitieron o comunicaron sobre la sentencia a la policía para que adopten sus medidas. El magistrado, al tiempo de mostrarse sorprendido por la actuación del o la asistente judicial, dijo que pedirá información para pronunciarse sobre el caso.

Entre tanto, el suboficial inhabilitado, ayer asistió a su servicio en la Unidad de Servicios Especiales (USE) de la Región Policial Huánuco, incluso fue designado para viajar a Tingo María junto a otros agentes para brindar seguridad en el paro de 48 horas programado por los agricultores del Alto Huallaga.

Por su parte, fuentes de Inspectoría Macroregional, informaron que desde noviembre del 2016 la sanción administrativa con pase al retiro por infracción muy grave contra Miguel Alfaro Machado está en el Tribunal de Disciplina Policial que está tardando en emitir la sanción de absolución o confirmación. El Tribunal de Disciplina Policial es el órgano de decisión del Sistema Disciplinario Policial a nivel nacional que resuelve en instancia única los procedimientos administrativos disciplinarios por la comisión de infracciones muy graves, que es el caso del referido agente.

SENTENCIA. El 25 de setiembre del 2017, el Suboficial de Tercera (S3) Miguel Ángel Ramón Alfaro Machado con apenas dos años de servicio en la institución fue sentenciado por el juez Elmer Contreras Campos del Tercer Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco, tras aceptar el delito de cohecho pasivo propio y acogerse al proceso de terminación anticipada.

Luego de acordar el pago de 2700 soles por concepto de reparación civil, el magistrado emitió la resolución 4 condenando al investigado.

Además de inhabilitarlo por 23 meses, dicta reglas de conducta como es: acudir cada fin de mes a firmar el cuaderno de sentenciados, no acudir a lugares de dudosa procedencia, entre otros.

En la misma resolución el taxista Leonardo Villegas Navarro, quien entregó 50 soles al policía de la División de Tránsito para que no ser sancionado por no usar cinturón de seguridad, también fue condenado a dos años y cinco meses de pena suspendida por el delito de cohecho activo genérico.

Leer Anterior

Policía ebrio protagoniza accidente

Leer Siguiente

Tecnólogos médicos rechazan iniciativa a favor de biólogos

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público.