Sala de Apelaciones declara nula otra sentencia por corrupción

CATEDRÁTICO DE LA UNHEVAL AFRONTARÁ UN NUEVO PROCESO JUDICIAL

Escándalo judicial. Con voto discordante de la jueza Angélica Aquino Suárez, los magistrados Richard Ninaquispe Chávez y Yofré Castillo Barreto resolvieron declarar nula la sentencia 149 emitida el 26 de noviembre del 2018 por el Cuarto Juzgado Unipersonal de Huánuco que despacha el juez Luis Pasquel Paredes, quien en primera instancia condenó a seis años de cárcel al catedrático de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, Luis Alberto Baldeón Valladares, tras ser hallado culpable del delito de cohecho pasivo propio.

La resolución 26 es un retroceso a la lucha frontal contra la corrupción, por lo que especialistas consultados por Tu diario coincidieron en indicar que la Oficina Desconcentrada de Control Interno debería por oficio investigar dicha sentencia que crea impunidad, porque no es la primera vez que la Sala de Apelaciones emite un controvertido fallo, lo hizo en el caso del extrabajador de la Municipalidad Distrital de Amarilis, Richard Yalan Borunda, quien en primera instancia fue sentenciado a cinco años de cárcel, pero la Sala declaró nula el fallo y ordenó su inmediata libertad.

“La sentencia no ha realizado una debida motivación para atribuir la entrega extemporánea como un elemento que contribuiría a su responsabilidad y que ello se debería a consecuencia de los pagos realizados por los alumnos. Evidentemente no efectuó una debida valorización de los medios de prueba”, dice para de la resolución que por mayoría resolvieron declarar nula la sentencia y en consecuencia ordenaron un nuevo juicio oral por otro juez unipersonal.

Por su parte, Aquino Suárez, en su voto dirimente explica que es posible establece sin margen de dudas que la suma ascendente de 3 mil soles depositados en la cuenta de la empresa FAREDENT (que fabrica y suministra equipos odontológicos) el 27 de agosto del 2012 provino exclusivamente del pago realizado por los alumnos Sharon Recines Díaz y José Osorio Rojas, quienes entregaron 1500 soles cada uno a su compañera Gaby Rengifo Salazar con la finalidad de aprobar el curso de anatomía dental, por lo que corresponde confirmar la sentencia.

“El juez acertadamente indicó que resulta obvio que no nos encontramos ante una donación, pues es ilógico por regla de experiencia, concluir que los alumnos de una universidad estatal se les exija sumas exorbitantes como 2 o 1500, sino fueran solo con un fin lucrativo”, explica la magistrada sobre el delito que cometió el odontólogo.

CASO. Baldeón Valladares quien era catedrático de la Unheval fue denunciado ante la Fiscalía Anticorrupción por solicitar 2 mil soles a cada uno de los desaprobados en el curso de anatomía dental. El profesor para llegar a los estudiantes utilizaba como nexo a la alumna Gaby Rengifo Salazar, quien era la encargada de recoger el dinero para luego depositar al número de cuenta de la empresa FAREDENT que proveía materiales de odontología al consultorio privado del ahora investigado. En total depositaron 10300 soles.

Algo más +

Gaby Rengifo tras aceptar los cargos presentados por el Ministerio Público fue condenada a cuatro años de prisión suspendida y al pago de 2500 soles por concepto de reparación civil, pero con nulidad de la sentencia el caso vuelve a fojas cero.

Advertisement

Leer Anterior

Estadio de Ambo quedó listo

Leer Siguiente

Comparecencia para presuntos arrebatadores de celulares

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *