Recuerdan a los 22 soldados caídos en emboscada terrorista hace 34 años

Uno de los sobrevivientes de aquel fatídico 22 de noviembre de 1988 demanda atención del Estado

Con una visita al cementerio general de Huánuco, ayer, diversas promociones de la Base Contrasubversiva n° 314 de Yanag familiares y amigos recordaron a los 22 soldados que el 22 de noviembre de 1988 perdieron la vida tras ser emboscados por una columna subversiva. Al encuentro asistió la hermana del soldado Iván Gardini Vela, quien con tristeza y nostalgia recordó a su hermano que perdió la vida cumpliendo su deber.

Tu diario logró contactarse con Marcelino Anchillo Espinoza, uno de los tres heridos de aquel cobarde ataque, donde la gran mayoría de su compañía C perdió la vida, pero él resultó herido por lo que considera que volvió a nacer. “Salimos en cuatro carros, yo estaba en el tercero y el capitán a cargo de la patrulla estaba en el cuarto vehículo, cuando estábamos pasando por una especie de callejón los dos vehículos que iban adelante volaron por los aires y el vehículo donde estaba yo, solo voló la parte delantera, tres resultamos heridos de bala aquel día”, recordó el ex militar que al igual que los otros combatientes espera ser reconocido con el Estado.

ATAQUE. Los integrantes de las promociones mayo y noviembre de 1987 recuerdan lo ocurrido aquella tarde del 22 de noviembre, donde una patrulla militar acantonada en Aucayacu perteneciente a la Base Contrasubversiva 314 de Huánuco integrada por jóvenes de 17, 18 y 19 años salieron a patrullar a la zona de Ramal de Apuzana, distrito de Nuevo Progreso, provincia de Tocache a bordo de vehículos civiles.  

En el trayecto en el lugar conocido como Milano, jurisdicción del distrito de José Crespo y Castillo, provincia de Leoncio Prado los senderistas aprovechando que la carretera no era afirmada colocaron minas y al ver pasar a los vehículos hicieron explotar haciendo volar por los aires los cuerpos de los defensores de la Patria, algunos quedaron despedazados y otros heridos.

Aquel 22 de noviembre de 1988, fue uno de los días más negros para el Ejército Peruano, porque 22 valerosos jóvenes perdieron la vida por convicción y amor a su patria.

“Ese 22 de noviembre de 1988, los 22 jóvenes militares no vieron el final de ese día, no amaron a una mujer, no construyeron una casa ni una familia, lucharon contra una ideología totalitaria de terror, muerte y destrucción de sendero luminoso y el Movimiento Revolucionario Tupac Amaru (MRTA), todo, para que los jóvenes de hoy pudieran tener la libertad de llamarlos a los militares y policías, asesinos”, escribió en su red social el Sargento Primero de Infantería del Ejército del Perú, Néstor Rosario Silva.

“Hoy gozan gracias a la sangre, sudor y lágrimas de aquellos soldados que lucharon y murieron por la Pacificación Nacional y por ende, el desarrollo económico. Lo más triste es que, la sociedad peruana y sus autoridades olvidaron a los muertos, sobrevivientes, de aquellos que enfrentaron el terror y el horror para que vivan en paz”, dice otra parte de su publicación.

CAÍDOS. Juan Eduardo Gardini Vela, José San Miguel Juárez, Carlos Santiago Chávez, Carlos López Pinedo, Eliseo Cruz Gómez, Carlos Morales Céspedes, Visitación Fidel Papas Rojas, Justo Ocaña Campos, Cipiriano Beraun Camones y otros 12 jóvenes fallecieron en el cobarde ataque. Los restos fueron traídos a Huánuco y luego de recibir homenaje póstumo fueron sepultados en el cementerio general, donde las autoridades de turno designaron un pabellón especial denominado Ejército Peruano.

En dicho pabellón yacen los restos de los hombres que murieron por la pacificación del país, pero en la actualidad los únicos que los recuerdan con tristeza y dolor en sus corazones son sus promociones y familiares, pero están olvidados por el Estado.  

ALGO +

De los 32 soldados que salieron para participar en el operativo antisubversivo, 22 regresaron en ataúdes, algunos de ellos destrozados que sus familias hasta la fecha no pueden superar.

Advertisement

Leer Anterior

Contraloría observa licitaciones otorgadas a empresa de hermano de juez superior

Leer Siguiente

Ocma verifica desempeño funcional de jueces y servidores de Huánuco