Médico cirujano es sentenciado a ocho años de cárcel por mala praxis

A seis años y diez meses del hecho, el juez Víctor Jack Ojeda Vargas del Juzgado Unipersonal de Dos de Mayo sentenció al médico cirujano, Luis Enrique Ticona Claros (46) tras ser hallado culpable del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio simple (dolo eventual) en agravio de Andonia Ferrer Santillán (76). Asimismo, el magistrado dispuso el pago de 46 mil soles por concepto de reparación civil a favor de los herederos legales de la agraviada.

Según la acusación realizada por la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Dos de Mayo, en agosto del 2016 Oliver Ostos Ferrer trasladó a su madre de emergencia al centro de salud de La Unión, donde fue atendida por el médico Ticona Claros, quien no aperturó su historia clínica, pero dijo que los cólicos que tenía era debido a una eventración o hernia incisional (es el resultado de una mala cicatrización de una incisión realizada en la pared abdominal durante una intervención quirúrgica).

Explicó que necesitaba una malla y el costo de la cirugía sería de 1200 soles, propuesta que Oliver aceptó por la salud de su señora madre y es por ello que el 26 de setiembre del 2016 pagó la totalidad del dinero al médico cirujano que dispuso su internamiento en el centro de salud de La Unión. A la 1:30 de la tarde del mismo día, la septuagenaria ingresó a la sala de operaciones bajo la dirección del médico cirujano Luis Ticona y participaron como ayudantes Abad Pérez Díaz, Karina Villanueva Santiago y Judith Loarte Ortega.

Un detalle que el fiscal a cargo de la investigación enfatizó, es que el día que la señora Andonia Ferrer fue intervenida quirúrgicamente, el médico cirujano Tico Claros no estaba de turno. Dos días después de la operación, la hija de la ahora agraviada acudió a visitarla al centro de salud y evidenció que su estado de salud no mejoraba, al contrario, estaba empeorando por lo que preguntó al médico, el porqué estaba saliendo bastante líquido con olor fecal por las heridas de su operación y Ticona Claros, respondió que era normal.

El 29 de setiembre el estado de salud de la septuagenaria empeoró, por lo que el médico recomendó darle laxantes y debía aplicarle la ampolla fentanilo (droga más potente y segura que la morfina). Al día siguiente, la paciente fue evaluada por el médico Carlos Huaraz García, quien en la historia clínica de la paciente escribió “evaluación por cirujano, comunicar a cirujano”, pero dicha recomendación no fue tomada en cuenta por Luis Enrique Ticona, por lo que el 1 de setiembre del mismo año el médico Carlos Huaraz llamó al ahora sentenciado para indicar que la paciente debe ser evacuada al hospital, pero hizo caso omiso.

Contrario a la recomendación, Luis Enrique Ticona decidió someterla a una segunda operación para retirar la malla, pero el estado de salud de la paciente empeoró por lo que tuvo que ser evacuada de emergencia al Hospital Regional Hermilio Valdizán, donde lamentablemente falleció causando dolor y lágrimas en sus seres queridos que denunciaron la presunta negligencia médica. En la segunda operación participaron el médico Jesús

Bernal Huallanca como primer ayudante, Edwar Alania Povis como anestesiólogo y Melisa Isidro Pulido como instrumentista, quienes fueron llamados al juicio oral.

ALGO +

La ejecución de la sentencia n° 55 leída el 17 de julio fue suspendida hasta que la Sala Pena de Apelaciones resuelva el recurso planteado por la defensa técnica tras la lectura de la sentencia.

Advertisement

Leer Anterior

Le imponen siete años de cárcel por robar una caja de juguetes de una tienda

Leer Siguiente

Hospital de Tingo María necesita S/65 millones para ser concluido