Madre e hija viven el mismo dolor por desaparición de sus pequeñas

Drama familiar. Maritza Pilco Charre (46) y Lorenza Ricra Pilco (28) son madre e hija y desde hace más de un mes viven una pesadilla por la desaparición de sus hijas. El caso que mantiene en vilo a la familia ocurrió el 4 de febrero cuando las menores Nicol Moya Pilco (10) y Esmeralda Cornejo Ricra (9), tía y sobrina, fueron arrastradas por el río Huallaga a donde ingresaron para nadar.

Tu diario ayer llegó hasta Ambo para buscar a los parientes de los menores y pudo conocer de cerca el drama que viven ambas madres de familia al no hallar los cuerpos de sus pequeñas. “Quiero encontrar el cuerpo de mi hija para saber si es cierto que fue arrastrada por el río, solo así me convenceré y tendré resignación”, dice entre lágrimas Maritza quien no tiene sosiego por la desaparición de la última de sus ocho hijos.

La madre de familia contó que el día de la desaparición, ella acudió al centro de salud de Ambo, porque su hija Mary acababa de dar a luz. “Nicol estaba parado en la puerta y me preguntó a donde estaba yendo, le dije quédate aquí voy a ver a tu hermana que está en el hospital, fue la última vez que la vi”, narra al tiempo de afirmar que a las 5:30 de la tarde echaron de menos cuando Lorenza preguntó por Esmeralda.

“Al percatarnos que ninguna de las dos estaba comenzamos a buscar por diferentes calles, fuimos a las cabinas de internet y nada, luego acudimos a la comisaría y junto a la policía las buscamos y eso de las 11:00 de la noche uno de los serenos nos dice, no será las dos personas que fueron arrastradas por el Huallaga a las 4:30 de la tarde, recién nos enteramos que habían ingresado al río”, cuenta Lorenza entre lágrimas por la desaparición de la mayor de sus tres hijos.

Madre e hija se quejaron de los serenos de Ambo porque no le dieron importancia cuando un albañil les informó que dos personas eran arrastradas por el río. “No hicieron nada para ayudar pese que les comunicaron de lo que había pasado, más aún nosotros estábamos buscándolas cuando ellos sabían que es lo que había pasado”, declaró Ricra Pilco.

Nicol y Esmeralda este año iban a cursar el quinto grado de secundaria. La primera en el colegio de Ciencias y la segunda en la Institución Educativa Virgen del Carmen.

BÚSQUEDA. Familiares y amigos divididos en dos grupos, todos los días salen muy temprano de Ambo para buscar por las riberas del río Huallaga con la esperanza de hallar los cuerpos. El 3 de marzo llegaron a la Hidroeléctrica de Chaglla y con apoyo de personal de la empresa Generación Huallaga hicieron un recorrido por la represa, pero sin resultado.

Maritza y Lorenza hacen un llamado a las personas que viven en las márgenes del río Huallaga, a los pescadores y extractores de arena ayuda para ubicar los restos de sus seres queridos. Cualquier información a los celulares 962515293 y 925880812. Asimismo, pidieron a los agentes de la Unidad de Rescate sumarse a la búsqueda.

Advertisement

Leer Anterior

Serenos y ambulantes protagonizan bronca en operativo para ordenar calles

Leer Siguiente

Juan Cámara entre los mejores de la Liga 1