Lo sentencian a 15 años de cárcel por extorsionar a dueña de trimóvil

Max Henrry López Villacorta (41) ayer fue traído a Huánuco tras ser detenido en Lima en mérito a una orden de captura vigente por el delito de extorsión en agravio de Luz Solángel Canayo Nieto. López Villacorta apodado “Henry” era requerido por el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial que dispuso su ubicación y captura a nivel nacional el 16 de mayo del presente año.

Hasta anoche, “Henry” continuaba en la carceleta de la Policía Judicial a la espera de la papeleta de internamiento al penal de Potracancha, donde cumplirá su condena de 15 años de cárcel tras ser hallado culpable del delito de extorsión. La sentencia fue emitida el 6 de mayo del presente año al culminar el juicio oral a cargo del Juzgado Colegiado.

HECHOS. El 17 de abril a las 6:30 de la mañana Edmundo Urbe Velásquez, quien conducía el trimóvil azul de placa 5515-2D de propiedad de Luz Canayo Nieto, fue abordado por una falsa pasajera que solicitó el servicio de taxi desde el puente Llicua hacia la vía Colectora a inmediaciones de la ladrillera Chapacuete. Al llegar a dicho lugar, fue interceptado por tres delincuentes que tras golpearlo lograron llevarse el bajaj.

Dos días después del robo, la agraviada recibió una llamada telefónica del número de celular 963629346, donde una persona que dijo llamarse “Henry” le informó que tenía conocimiento donde estaba su trimóvil robado. La citó por óvalo El Cóndor de Amarilis, a donde llegó a bordo de un Tico junto a una mujer a quien presentó como su esposa de nombre Elizabeth. Luego Max Henrry López Villacorta, informó a la agraviada que una persona a quien conocía de vista había llamado para indicar que tenía el trimóvil y si quería recuperar tenía que pagar 4 mil soles.

Y para convencer a Luz Canayo, quien estaba acompañado de Edmundo Urbe (chofer), “Henry” habló sobre las características del vehículo robado y datos del chofer. Incluso llamó al número de celular de su cómplice para negociar el rescate y pasó el celular a Canayo Nieto. Luego la trasladó hasta el parque San Pedro, donde le preguntó cuánto de dinero tenía y a la respuesta de nada, bajo la tarifa de su extorsión a 3 mil soles.

Y como prueba que estaba interesada en recuperar su vehículo pidió como adelanto 300 soles que la agraviada entregó tras llamar a su esposo para que lleve dicho dinero. Al día siguiente, 20 de abril López Villacorta volvió a llamar a la dueña del trimóvil para encontrar a inmediaciones de Registros Públicos, luego pidió subir a un trimóvil azul para luego llevarla al parque Tabaco, donde la advirtió que “no haga ninguna huevada que no lleve policías, porque él tenía infiltrados en la policía y si le hacía la c.., quemará su bajaj y nunca más volvería a verlo”. Volvió a rebajar el monto a 2 mil soles.

Luz Canayo Nieto, quien había denunciado la extorsión a la unidad especializada estaba acompañada de policías vestidos de civil. A las 8:00 de la noche del mismo día, “Henry” llama a la denunciante para pedir que vaya a la losa deportiva ubicada a espaldas del Real Plaza y cuando estaba en dicho lugar, vuelve a llamarla para decir que había cambiado el lugar de entrega y sería en la capilla de Puelles a donde mandaría a su primo a recoger el dinero.

Cuando esperaban la indicación del extorsionador, apareció Alberto Sánchez Saavedra a quien entregaron un sobre conteniendo 450 soles que previamente fueron fotocopiados por la policía y fiscalía. Max López Villacorta llama a la agraviada y pide hablar con su primo quien al tener el celular a la mano dijo, ‘conforme’. Al preguntar por su vehículo, el extorsionador dijo que en cinco minutos volvería a llamarlo, y en ese instante Sánchez Saavedra fue detenido por la policía en delito flagrante.

Luego de las diligencias de ley, el planchador de carros fue trasladado al penal de Potrachancha, mientras que el ahora sentenciado (Max López Villacorta) volvió a comunicarse con la agraviada desde el número de celular 987653213 para decirle que quemaría su moto por hacer detener a su primo, pero en las investigaciones realizadas determinaron que era su vecino.

Leer Anterior

Designan a nuevos cuatros fiscales provinciales titulares

Leer Siguiente

Caso de estudiantes de Escuela Policial, ebrios: “Permisos fueron por escrito”

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *