Joven de 23 años es sentenciado a 18 años de cárcel por matar a su padre de un disparo

Pese que para la familia del agraviado y la fiscalía de Pachitea el homicidio calificado del próspero empresario, Mauro Zúñiga Duran fue premeditado con anticipación por su esposa Juliana Garay Ubaldo, sus dos hijos Yovani Mauro (23) y Flor Nélida Zúñiga Garay; y el efectivo policial, Limber Carrión Espíritu, en el juicio oral el Ministerio Público no pudo probar su acusación y el único que fue sentenciado fue Yovani Mauro.

Es así que mediante resolución n° 05, el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Huánuco condenó a Zúñiga Garay a 18 años de cárcel como autor del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de parricidio en agravio de su padre Mauro Zúñiga. Asimismo, los magistrados ordenaron el pago de 80 mil soles por concepto de reparación civil a favor de Juana Duran Espinoza, madre del occiso.

La familia del empresario asesinado por su propio hijo no está de acuerdo con la sentencia que recientemente les fue notificada, por lo que anunció que presentará un recurso de apelación con la esperanza que los jueces superiores de la Sala Penal con mayor criterio de análisis revoquen o declaren nula la resolución que consta de 58 páginas.

“No estamos de acuerdo con la sentencia dictada por el juzgado colegiado. Fueron cuatro las personas que planificaron con anterioridad la muerte de mi hermano para quedarse con sus bienes, pero sólo uno fue sentenciado y los otros absueltos”, dijo en comunicación telefónica con Tu diario Flor Zúñiga Duran. Anunció que llegará hasta las últimas instancias para que su cuñada, sus sobrinos y el policía paguen por lo que hicieron a su hermano al interior de su casa ubicada en el jirón Mayro n° 1050, distrito de Panao, provincia de Pachitea.

Informó que, tras la violenta muerte de su hermano mayor, los bienes son administrados por Juliana Garay con quien estuvo casado y procreó tres hijos, pero que con el pase de los años la relación fue deteriorándose a tal punto que faltando un mes del hecho de sangre Mauro habría decidido separarse y es lo que habría originado para que la esposa y sus hijos planifiquen acabar con la vida de uno de los más grandes empresarios de Pachitea.

Advertisement

 

CASO. El 12 de octubre a la 1:00 de la madrugada, Mauro Zúñiga, quien dormía en el segundo piso de su casa en Panao fue asesinado de un disparo en la cabeza por su propio hijo. Yovani Mauro Zúñiga, dijo ante las autoridades que su intención no era matarlo, sino asustarlo, esto debido a los malos tratos que era víctima por parte de su progenitor.

El arma utilizada para acabar con la vida del empresario hasta la fecha no fue ubicada y para la fiscalía, la pistola habría sido proporcionada por el policía (Limber Carrión), quien luego del homicidio habría llegado al inmueble y desapareció, acusación que no fue probada en el juicio. Contrario a ello, la defensa técnica del imputado presentó un reporte de Sucamec, donde indicaba que Carrión Espíritu no tenía registrado ningún tipo de arma a su nombre.

Para la fiscalía, Yovani, Flor, Limber y Juliana cumplieron roles específicos para perpetrar el homicidio en agravio del empresario, pero el único que aceptó su delito fue el hijo mayor para quien la fiscalía solicitó 25 años de cárcel.

 

ALGO +

De confirmarse la sentencia en segunda instancia por los integrantes de la Sala Penal de Apelación, Yovani Zúñiga Garay saldrá de prisión el 11 de octubre del 2038.

Advertisement

Leer Anterior

#Los Negociadores de la Región: 11 investigados con prisión preventiva y 17 con comparecencia con restricciones

Leer Siguiente

Cinco Ugel no informan sobre casos de violencia sexual a escolares en sus jurisdicciones