Investigan agresión al interior de la comisaría de Chavinillo

CASO FUE REPORTADO A INSPECTORÍA Y FISCALÍA

Inspectoría de la policía investiga la agresión física que sufrió el técnico de primera de la Policía, José Herrera Gamez por parte del suboficial de segunda Néstor Trelles Olivas. Ocurrió el martes a las 8:00 de la noche en uno de los ambientes de la comisaría de Chavinillo, donde el agraviado estaba encargado de la dependencia policial, debido que el jefe de la comisaría había bajado a Huánuco para pasar revisión técnica del patrullero.

Pese que el caso es manejado con mucha reserva, Tu diario pudo conocer que el incidente habría iniciado en la formación, donde el comisario encargado delegó funciones que debían cumplir cada uno de los agentes, pero Trelles Olivas, no aceptó realizar servicio de las 22 horas hasta las 00 horas. Ante la negativa, el suboficial habría optado por retirarse de la formación, haciendo caso omiso a la disposición.

Todo parecía transcurrir con normalidad. Herrera ingresó a la oficina donde funciona la sección de delitos y cuando estaba a punto de redactar un documento, el suboficial habría ingresado y luego de cerrar la puerta cogió al superior del cuello y golpeó con puñetes en el rostro. Ante ello, el técnico optó por defenderse, por lo que estarían considerando que sería una agresión mutua.

Tras el incidente, ambos (agresor y agraviado) habrían redactado un parte sobre lo ocurrido, por lo que el capitán PNP Max Bartra Arévalo, dispuso al personal que elabore la nota informativa, donde plasmaron el incidente indicando que era una agresión mutua, pero que en realidad es insulto y agresión a superior.

Y como parte de las diligencias de esclarecimiento de los hechos, recién hoy, después de más de 24 horas del hecho, José Herrera pasará reconocimiento médico para conocer las lesiones que presenta. Lo mismo pasaría con Trelles Olivas, quien recientemente habría regresado de vacaciones.

Lo sorprendente del caso es que la fiscalía de Chavinillo a quien reportaron el caso no realizó ninguna diligencia, argumentando que esperarían el resultado del reconocimiento médico.

Algo más +

Lo ocurrido en la comisaría de Chavinillo no sería el primer caso, existen casos de insultos a sus superiores, por lo que Inspectoría debería indagar y de hallar responsabilidad sancionar ejemplarmente a los responsables.

Leer Anterior

“Las Hienas de Chupan” eran el terror de pasajeros y transportistas

Leer Siguiente

Arranca la Liga de Fútbol de Tingo María

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *