Homicida de Yassiminia: “Mi intención era asustar a los guachimanes y no matar a ella”

A ocho días del asesinato de la estudiante de Educación Inicial del Instituto Esteban Pavletich, Yassminia Shaaron Lázaro Porta (23), el Juzgado de Investigación Preparatoria Transitoria de Huánuco declaró fundado el pedido de prisión preventiva por nueve meses contra Jhon Orizano Matos (18) conocido en el mundo del hampa como “Gato”, investigado por homicidio calificado.

En la audiencia pública desarrollada ayer por el juez Nivar Trejo Lugo, el fiscal dio a conocer detalles respecto a lo ocurrido la madrugada del 17 de junio al interior y exterior de la discoteca Ipanenema ubicado en la cuadra 4 del jirón Laguna Viña del Río.

Informó que la agraviada llegó a dicho centro de diversión al promediar 10:30 de la noche acompañada de su amiga Gerly Aliaga Fanan, donde permaneció hasta las 2:00 de la madrugada del día siguiente bailando y libando cerveza junto a un grupo de personas. Las causas de la gresca que inició Yassminia y su amiga no están claras, pero por esta razón fueron sacadas del local. Y a los pocos minutos, Orizano Medina que estaba acompañado de su tío, el expresidiario Yordan Orizano Matos y otro amigo de nombre Jhon, también fueron retirados del lugar por causar escándalo.

Ante esta situación, Jhon Orizano, quien en el 2015 fue sentenciado por robar una moto y estuvo recluido en un centro de rehabilitación, amenazó con regresar y matar a todos. Subió a un trimóvil rojo que estaba estacionado en la parte derecha de la pista y pidió que lo traslade hasta el parque ubicado en la primera cuadra del jirón Independencia, donde bajó y corrió a su casa, para sacar una pistola calibre 9mm cañón corto. Al ser consultado por su mamá (Flor Medina Ávila) a donde iba, respondió que a seguir tomando y ante la negativa de su progenitora, hizo caso omiso y decidió regresar a la discoteca a bordo de un trimóvil rojo que dijo, haber abordado a la altura del parque.

“Le dije al taxista que iba a recoger a mi prima porque me había cobrado el pasaje por adelantado, luego llegamos a la discoteca y pedí al chofer estacionarse al costado de la vereda, abrió la puerta izquierda, pero yo bajé por el lado derecho, metí mi mano izquierda a la cintura y caminé con dirección a la puerta de la discoteca, ahí donde sacó la pistola y disparo de cuatro a cinco veces, no me di cuenta que Yassminia Lázaro Porta estaba parada en la puerta y al ver que no salían más disparos doy la vuelta y el chofer estaba prendiendo su motor y me aventé a su costado, pidiendo que me regrese al mismo lugar”, es la declaración de Orizano Medina que a sus 18 es un experto pistolero.

Asimismo indicó que al llegar al jirón Tarma y para doblar al asentamiento humano Cruz Verde, un motociclista logró alcanzarlo para tratar de impedir su fuga, pero logra bajar del trimóvil y corre con dirección al cerro y en el trayecto, refiere que arrojó el arma homicida. Desde una tienda que está ubicada en la parte más alta de Cruz Verde, Orizano Medina mientras bebía cerveza solo en una tienda, vio las luces de los patrulleros y ambulancias en el lugar, donde minutos antes hizo disparos a diestra y siniestra.

Dijo que luego abordó un colectivo con dirección a la ciudad de Ambo, donde tras desayunar recibió la llamada de su mamá, quien llorando le preguntó si era verdad que había disparado a su vecina Yassminia y al tratar de negar, su madre le pidió que regrese y es por ello que decide contar lo que pasó y que su intención no era matar, sino asustar a los guachimanes que lo golpearon.

COLEGIO MILITAR. Al ser preguntado donde aprendió a manipular un arma de fuego dijo, que cuando era alumno del colegio militar Mariano Ignasio Prado, en el 2013. “Aprendí en el colegio, donde recibí instrucción con armas traídas desde el cuartel, donde nos enseñaron a percutir y soltar. Conozco dos tipos de armas Galil tipo ametralladora y pistola, las cuales los instructores no enseñaron a disparar”, dice parte de su declaración.

Y con la relación a la pistola semiautomática calibre 9 mm cañón corto abastecido con municiones calibre 380 AUTO con el cual realizó varios disparos, dijo que hace un mes encontró en el trimóvil que conducía tras realizar servicio de taxi a dos personas. “Quería entregar a la policía, pero luego lo guardé en mi cuarto”, declaró ante los investigadores.

En la pregunta 41, la policía preguntó si tenía algo más que agregar y Jhon Orizano Medina respondió: “Que sí, quiero decirle a la mamá de la señorita que solo he querido asustar a los guachimanes y no matar a su hija”.

Según reportes médicos, Yassminia Shaaron Lázaro Porta presentaba exposición de masa encefálica tras recibir un disparo en la cabeza cuando esperaba junto a su amiga en la puerta de la discoteca Ipanema. La mamá de la agraviada que estuvo presente en la audiencia, negó que su hija y el homicida eran amigos, refirió que solo eran vecinos.

De otro lado, el fiscal que sustentó el requerimiento de prisión preventiva informó al juez, que Orizano Medina, registra cinco investigaciones fiscales por los delitos de robo y hurto agravado.

Leer Anterior

Huánuco es una de las regiones del país que ha perdido más población

Leer Siguiente

Piden justicia por asesinato de tío y sobrino en Pachitea

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *