Fiscal y policías irrumpen en velorio para recoger cadáver

En un hecho inusual, policías de la comisaría de Ambo dirigidos por el fiscal Roger Solano Yauri de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa llegaron al centro poblado San Antonio de Ñauza, distrito de Conchamarca, para recoger los restos de una octogenaria cuya muerte natural no fue reportada al centro de salud del lugar.

Respecto a la diligencia que sorprendió a los deudos, ocurrió ayer a las 2:30 de la tarde cuando el féretro con los restos de Melchora Aguirre Revolledo (86) estaban listos para ser llevada al cementerio general. Familiares, amigos y pobladores intentaron convencer a las autoridades que estaban cometiendo un error, pero el ataúd fue subido al patrullero y trasladado a la morgue.

Victoria Ñaupa Aguirre (40), dijo a las autoridades que su mamá falleció por causas naturales por su avanzada edad y no era necesario que practiquen necropsia, sin embargo la policía a cargo de la diligencia explicó a todos los presentes que no podían sepultar a una persona sin que el personal de salud entregue el certificado de defunción.

MUERTE. Melchora falleció el 19 de enero por causas naturales, pero como no recibió atención en el centro de salud no entregaron el certificado de función, por lo que de forma anónima fue reportado el caso a la policía de Ambo.

Cuando los agentes del orden llegaron al inmueble indicado, hallaron dentro de un ataúd blanco el cuerpo sin vida de la desafortunada pobladora por lo que el fiscal dispuso su traslado a la morgue del cementerio de Ambo.

ALGO MÁS

Luego de la certificación a cargo de un médico legista, hoy serán sepultados en el cementerio de Ñauza los restos de la octogenaria.

Advertisement

Leer Anterior

Camión que trasladaba cargamento de municiones sufre aparatoso accidente

Leer Siguiente

Detienen a obrero que registra 17 requisitorias por tráfico de drogas