Familiares piden justicia para víctima de ‘Las Hienas de Chupán’

JUAN DE DIOS CHARRE FUE BALEADO POR RESISTIRSE AL ROBO DE S/ 10 MIL

Félix Rivadeneyra Nolasco, quien el 25 de febrero llegó a Huánuco para estar presente en la audiencia de prisión preventiva desarrollada por la jueza Maybé Ponce Rosas contra tres presuntos integrantes de “Las Hienas de Chupán”, pidió justicia para su cuñado Juan de Dios Charre Calixto (41), una de las víctimas de la banda criminal que operaba con impunidad en las provincias de Dos de Mayo y Yarowilca.

El poblador, dijo que desde el día del asalto ocurrido el 1 de enero del 2019, ellos sabían que los hermanos Bravo Silva habían participado en el ilícito penal, pero que el fiscal Efraín Tolentino Ascayo de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Yarowilca, hizo caso omiso a la denuncia y sin realizar diligencias revolvió archivar el caso.

“Chupán está ubicado a casi media hora de Chavinillo, pero el fiscal no quiso ir a constatar, al contrario, cuando iba a su oficina buscando justicia para mi cuñado que aún estaba vivo y postrado en cama, el doctor Efraín varias veces me sacó de su oficina diciendo que estaba cansado de verme la cara todos los días”, contó con tristeza Rivadeneyra Nolasco. Asimismo, informó que el caso fue reportado a la Oficina Desconcentrada de Control Interno y está a la espera del pronunciamiento.

ASALTO. El 1 de enero del 2019 cuando los esposos Charra Rivaneyra descansaban en su humilde casa ubicada en el caserío de Rondobamba, distrito de Aparicio Pomares, diez delincuentes que tenían cubierto el rostro con pasamontañas y portaban armas de fuego ingresaron para exigir la entrega de dinero que guardaban en una mochila negra. Al resistirse al robo del dinero de sus ahorros, Juan de Dios recibió un disparo en el hombro que lo dejó parapléjico y a su esposa, la golpearon y habrían abusado sexualmente.

Desde el inicio, el agraviado, reveló que entre los asaltantes estaban los hermanos Yony y Kelin Bravo Silva, pero la fiscalía y policía no hicieron nada al respecto, generando decepción en los familiares. Juan de Dios, falleció en julio del 2019 y sus hijos Yoel, Charles y Yimy huyeron hacía Tarma, porque fueron amenazados de muerte por exigir justicia para su padre, víctima de la delincuencia.

Algo más +

En el registro domiciliario de la familia Bravo Silva, la policía y fiscalía encontró armas de fuego, billeteras, DNI, tarjetas de crédito, entre otras pertenencias que serían los pasajeros asaltados en la vía Huánuco La Unión y Llata.

Leer Anterior

Detienen a una pareja con nueve kilos de cocaína

Leer Siguiente

Mototaxista salva de morir al desbarrancarse con su vehículo

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *