Escolar de 13 años se convierte en madre producto de una violación sexual  

A un mes de haber cumplido 13 años, la escolar de iniciales L. D. A. alumbró a su hijo producto de una violación sexual que fue víctima por parte de Roger Vicente Camacho Huerto (38), 25 años mayor que la agraviada. La violación sexual que fue denunciada en la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Ambo, ocurrió cuando la menor regresaba a su casa ubicada en la localidad de Huandobamba, después de llevar el almuerzo a su papá a una chacra que está ubicado a casi una hora de camino.

Juana Ambrosio Santillán narró que el 4 de marzo del presente año, día que celebraban el cumpleaños de su esposo (Pedro Durand Tolentino) descubrieron que su hija estaba gestando. “Creíamos que estaba engordando porque comía mucho, se tapaba la barriga con manta, chompa y cuando la miraba ella trataba de disimular. Uno de las visitas me dijo, tía tu hija creo que está embarazada porque no la llevas a la posta y por eso vinimos hasta aquí”, explicó la humilde madre de familia.

Indicó que tras llegar al centro de salud de Ambo, la enfermera preguntó por el padre y es donde la menor contó la odisea que vivió todo este tiempo. Relató que fue ultrajada sexualmente en una oportunidad y producto de dicho ataque quedó embarazada. “Después de hacer almorzar a su papá estaba regresando y de la shata (monte) saltó Roger Camacho, tapó la boca y agarró (violó) a mi hija, luego amenazó diciendo voy a matar a tu mamá y papá si les avisas”, cuenta la madre de familia al tiempo de aclarar que la violación ocurrió cuando la menor estaba cursando el cuarto grado de primaria en la Institución Educativa 33452, Puerragra, perteneciente a la Ugel de Ambo.

Al ser consultada si la menor agraviada conocía a su agresor sexual (Roger Camacho Huerto), dijo que sí porque vivía al frente de su casa y era amigo de su esposo, incluso algunas veces le invitaban almorzar en su casa porque creían que era una buena persona, pero al final traicionó su confianza. “Mal pagó nos ha hecho”, dice Juana Ambrosio quien pidió justicia para su hija que dejó este año dejó de estudiar producto de su embarazo.

Asimismo informó que Roger, quien vive en el caserío de Aclacancha, distrito y provincia de Ambo, está comentando en los moradores de la zona que en cualquier momento llegará a la casa de la agraviada y va matar a todos. “Cualquier momento entrando voy matar así nos avisó Isaac Bravo Malpartida”, expresó la mamá mientras observaba a su hija que estaba recuperándose del parto que ocurrió el 23 de mayo.

AMENAZA DE MUERTE. Enterados que el hombre que una vez acogieron en su casa y convidaron un plato de comida había traicionado su confianza, los esposos Pedro Durand Santillán y Juana Ambrosio Santillán acudieron a la fiscalía para denunciar al agresor de su hija. Entre tanto, Roger Vicente Camacho Huerto, que fue notificado a través del juez de paz del lugar sobre la apertura de investigación en su contra, el 26 de marzo a las 4:00 de la mañana habría llegado a la casa de su víctima con la intensión de amedrentar a la familia.

“Al escuchar ladridos de los perros, mi esposo salió y vio una persona que estaba alumbrando con una linterna y era Roger quien había venido para decir que le estaban echando la pelota sobre el embarazo de mi chiquita”, dijo Juana. Dos días después de aquella inesperada visita, Pedro Durand acudió al despacho del teniente gobernador de la comunidad de Huandobamba, para denunciar que el 26 de marzo Roger llegó a su casa portando un machete para reclamar del porque estaba hablando de su hija y que toda la gente ya sabía. “Vengo hablar sobre tu hija y arreglar el problema, tú me has denunciado ante la fiscalía quiero solucionar”, habría dicho el investigado.

El mismo día, el padre de la menor puso en conocimiento de la Segunda Fiscalía Penal Corporativa de Ambo a cargo del fiscal Oscar Hilario Chagua con la finalidad de advertir que si pasa algo con su familia, el único responsable será Roger, quien es investigado por el presunto delito contra la libertad sexual en agravio de su hija.

Los padres piden sanción ejemplar para el agresor de su penúltima hija.

Leer Anterior

Autoridades sorprenden a 30 menores en fiesta semáforo

Leer Siguiente

Secciones descentralizadas de la Unheval seguirán funcionando

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *