Enardecidos pobladores destrozan comisaría en Codo de Pozuzo

Enardecidos pobladores estuvieron a punto de linchar a un policía de la comisaría de Codo de Pozuzo, en la provincia de Puerto Inca a quien acusaron de integrar una banda criminal dedicada a secuestrar a ganaderos. La oportuna intervención del alcalde Pedro Ávalos Tucto, el juez de paz Javier Quijano Yabar y personal de serenazgo evitó que el suboficial Alex Rodríguez termine ajusticiado en la Plaza Mayor del distrito, hasta donde fue llevado a rastras.

El efectivo que estaba vestido de civil fue acusado por moradores de participar en el secuestro del ganadero Alania Malpartida ocurrido el 18 de junio en el poblado de San Juan, jurisdicción de Codo de Pozuzo por cuya liberación los familiares pagaron 100 mil soles de rescate. “La población lo tenía rodeado al policía quien para evitar ser linchado llamó a sus colegas que estarían implicados en el delito y les pidió ponerse a derecho porque por su culpa su vida estaba en peligro. Al ver que la gente enfurecida intentaba golpear lo trasladamos hasta la municipalidad, donde pusimos a buen recaudo hasta la llegada del comisario”, dijo en comunicación telefónica con Tu diario Javier Quijano Yabar.

Asimismo informó que hombres y mujeres a una sola voz exigían la presencia de los otros policías presuntamente involucrados en ilícitos penales. “Con el comisario y otras autoridades acordamos ir a la dependencia policial para corroborar que dichos agentes no estaban en la comisaría, pero cuando estábamos revisando los ambientes un suboficial de apellido Roncal hizo un disparo al aire que provocó la ira de las personas que en respuesta destrozaron la comisaría con palos y piedras”, relató el juez de paz.

Ante la tensa situación, solicitaron apoyo al Frente Policial Puerto Inca cuyos policías junto a un representante del Ministerio Público llegaron a la zona del conflicto produciéndose un nuevo enfrentamiento, donde la policía tuvo que arrojar bombas lacrimógenas para dispersar a las personas. Luego de casi ocho horas de enfrentamiento y diálogo, la calma llegó al distrito de Codo de Pozuzo, el jefe policial de Puerto Inca firmó un acta de compromiso elaborado en presencia de los moradores que pedían el cambio total de los policías, incluyendo el comisario. También acordaron formar rondas campesinas para hacer frente a la delincuencia.

RECHAZO A LA POLICÍA. “Antes que no había policías, este pueblo era tranquilo, ahora que hay policías hay secuestros y robos, donde la policía está involucrado en casos ya confirmados. Por ejemplo, el año pasado también hubo un similar problema y los policías fueron cambiados a Puerto Inca, donde siguen trabajando como si nada hubiese pasado y es lo que causa indignación en la población que busca hacer justicia con sus propias manos”, manifestó el juez de paz.

Indicó que una prueba del rechazo que siente los pobladores es que una motocicleta negra con roja modelo Tornado de propiedad de un suboficial fue quemado cerca de la plaza.

Leer Anterior

Caso de lista Fuerza Popular a la fiscalía por presunta falsificación de firmas

Leer Siguiente

Realizan diligencias con abogado detenido tras recibir coima

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *