Ebrio casi mata a su padre de un golpe en la cabeza con un ladrillo

Alejandro Caldas Chávez (61) fue trasladado por sus vecinos al centro de salud Carlos Showing Ferrari, donde personal de emergencia saturó su herida abierta que tenía en la ceja izquierda tras ser atacado con un ladrillo por su propio hijo.

El caso reportado a la comisaría y fiscalía de Familia, ocurrió el fin de semana en el asentamiento humano Aparicio Pomares, donde el sexagenario vive junto a sus hijos, entre ellos Eduardo Caldas Carhuamaca (40).

El accionar de Alejandro Caldas, fue difundido por las redes sociales, donde sus vecinos denunciaban que el anciano fue agredido por su propio hijo por el sólo hecho de reclamar el porqué estaba fumando y tomando trago corto con menores de edad. En respuesta, el agresor, cuyo nombre también es Alejandro recogió un ladrillo y lanzó contra su padre hasta hacerle perder el control y caer el piso.

Al ver ensangrentado, los vecinos pidieron la intervención de los policías que patrullaban por el lugar. Capturaron al agresor que fue trasladado a la comisaría de Familia, donde el fiscal a cargo del caso dispuso que ambos (padre e hijo) pasen reconocimiento médico legal para determinar las lesiones.

Ya en la dependencia policial, el agraviado que tenía 4 días de atención facultativa por 14 días de incapacidad médico legal no quiso continuar con la denuncia, argumentando que no podía declarar contra su propio hijo. Asimismo, indicó que la agresión fue mutua, por lo que Alejandro Caldas Carhuamaca conocido en su barrio como “Tiyin” fue dejado en libertad.

ALGO +

Los vecinos que son testigos de las agresiones físicas e insultos en contra del anciano, piden a la fiscalía intervenir en el caso, porque Alejandro, podría terminar muerto en manos de su propio hijo.

Advertisement

Leer Anterior

Los sentencian a 5 años de cárcel y al pago de 15 mil soles por intentar violar a joven ebria

Leer Siguiente

Fuertes vientos y descargas eléctricas matan reces y destruyen casas en Codo del Pozuzo