Discapacitado habría sido asesinado y luego desaparecieron su cuerpo, en Chinchao

Cada segundo, minuto, hora y día que pasa, la esperanza de hallar con vida a Marcial Ponce Eduardo (61) se van disipando para los familiares que temen lo peor debido que en la puerta y en su cama hallaron manchas de sangre.

Una de las hipótesis que maneja la policía, es que Ponce Eduardo, quien vivía solo en la zona de Villasol, jurisdicción del distrito de Chinchao (Acomayo), habría sido víctima de un robo, pero al tratarse de defenderse, fue asesinado y su cuerpo desaparecido. “Quizás el cadáver fue sepultado en algún lugar o quizás lo arrojaron al río, es por ello que personal policial está realizando trabajos de búsqueda junto a los familiares”, dijo una fuente de Tu diario.

Asimismo, explicó que Marcial Ponce, era una persona que sufría de discapacidad y cuando salía utilizaba una silla de ruedas, el cual fue encontrado al costado de su cama, por lo que las sospechas de un crimen son más evidentes.

INSPECCIÓN. Luego que Amanda Príncipe Ponce (59) denunció la desaparición de su tío en la comisaría de Acomayo, peritos de criminalística llegaron al inmueble, cuya puerta no tenía signos de violencia. En la cama, lado derecho hallaron restos de sangre, las cuales fueron recogidos para ser analizados y determinar si pertenecen al poblador desaparecido.

La denuncia por desaparición fue presentada el 12 de mayo, luego que Rafael Japa Cámara, acudió a la casa de Macial a pedido de la señora Amanda, quien preocupada porque su tío no respondía las llamadas pidió que vaya a buscarlo a su casa. Cuando Rafael llegó al inmueble tocó varias veces la puerta y al no encontrar respuesta ingresó y pudo observar que había manchas de sangre por lo que inmediatamente llamó a Amanda.

Desesperada, la sobrina fue hasta la casa de su tío para indagar entre sus vecinos, pero al no encontrar respuesta acudió a la policía para reportar la desaparición de Marcial Ponce. Dijo, que el 4 de mayo su nieto Ricardo Antonio Tanchiva, llevó víveres a la casa de su tío. Desde ése día no tuvo contacto y al no tener respuesta a las llamadas pidió a Rafael Japa, quien vive en Acomayo para ir hasta Villasol y buscar a su tío, encontrando la casa con manchas de sangre.

Algo más

Policías, familiares y algunos moradores buscan a orillas del río Huallaga, los restos del poblador desaparecido, pero al cierre de la nota, el resultado era negativo.

Leer Anterior

29 trabajadores del hospital EsSalud dan positivo al Covid-19

Leer Siguiente

Joven madre dio a luz a un bebé sano y salvo en plena cuarentena