Cuatro personas fueron detenidas por la muerte de una suboficial de la Policía

El médico cirujano plástico Wenceslao Villafuerte Cerrón (67), la asistente médico Yleana Cortez Espinoza (43), la anestesióloga Ana Patricia Machuca Mory (43) y la administradora de la clínica Vitor, Yolanda Atencia Córdova (57) fueron detenidos por la presunta comisión del delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio culposo en agravio de la Suboficial Técnico de Tercera (ST3), Cynthia Alexis Pasapera Silva (39).

El deceso de la integrante de la promoción Líderes de la Escuela Policial de Santa Lucía causó conmoción en sus familiares, colegas y amigos debido que la agente deja en la orfandad dos menores hijos. Lo ocurrido al interior de la clínica ubicada al frente del Hospital Regional Hermilio Valdizán está en investigación, pero según las primeras diligencias Cynthia habría perdido la vida producto de una negligencia médica cuando iba a ser sometida a una intervención quirúrgica.

Fuentes policiales informaron que al revisar entre los documentos (historia) no encontraron los exámenes auxiliares que debieron haber realizado a Pasapera Silva para ingresar a la sala de operaciones y este descuido habría conllevado al fatal desenlace. “Al poner la anestesia, la colega hizo una reacción y ahí nomás murió, no llegaron a operarla”, dijo uno de los agentes que participó en la diligencia de levantamiento de cadáver.

Hasta el local ubicado en el jirón Hermilio Valdizán n° 981 llegó el representante del Ministerio Público, un médico legista, personal de criminalística y policías del área de homicidios del Departamento de Investigación Criminal para recoger los restos de la agente que estaban sobre una camilla metálica. Luego fueron trasladados a la morgue, donde hoy a primeras horas del día será sometido a necropsia y el resultado revelará la causa real del deceso de Cynthia Alexis.

PERMISO. Según el reporte policial, Cynthia, quien prestaba servicios en el área de planeamiento administrativo de la Región Policial Huánuco, habría acudido a la clínica privada solicitando permiso a su jefe inmediato, el coronel PNP Jems Puma Castro, quien al igual que sus compañeros lamentó lo ocurrido con la suboficial.

Hasta la puerta de la clínica también llegó Santiago Pasapera padre de la agraviada y aprovechó la presencia de los medios de comunicación para pedir que la muerte de su hija no quede impune y los responsables deben ser sancionados con todo el peso de la ley, porque dejaron a sus nietos de 12 y 9 años sin su madre.

ALGO +

Al cierre del informe, las cuatro personas, entre las que estarían trabajadores del hospital EsSalud continuaban detenidos en el complejo policial Alcides Vigo Hurtado.

Advertisement

Leer Anterior

28.02.2024

Leer Siguiente

Jefe de los bomberos y asistente administrativo son investigados por peculado de uso