Catedrático universitario fue asesinado para robarle 7 mil soles

El ingeniero Marcelino Wilman Reynaga Martínez (62) es la primera víctima de la inseguridad ciudadana que afecta a Huánuco y el Perú. Su muerte perpetrado por cuatro delincuentes a bordo de dos motocicletas modelo Pulsar causa conmoción en la ciudadanía huanuqueña que exige a la policía y fiscalía identificar y capturar a los autores del hecho.

El ataque contra el docente de la Facultad de Ingeniería Industrial de la Unheval, ocurrió ayer a las 6:10 de la tarde, llegaba a la casa de su mamá ubicada en la calle San Cristóbal n° 431, tras salir del Scotiabank ubicado en el centro comercial Real Plaza, donde habría retirado siete mil soles. Los delincuentes que operan bajo la modalidad de ‘marcas’ siguieron en motos esperando el momento oportuno para atacarlo.

El también ex director regional de Energía y Minas fue interceptado cuando estaba a dos puertas para llegar a la vivienda. Al poner resistencia al robo de su dinero que sería producto de la venta de un terreno, los malhechores no dudaron en disparar a quemarropa. Según la Policía fueron cuatro balas que acabaron con su vida, uno le cayó en la espalda que habría perforado sus órganos vitales.

Tras el ataque, los delincuentes huyeron con dirección al jirón Crespo Castillo dejando tirado sobre la vereda a Mercelino.

Familiares protagonizaban escenas de dolor al ver a su ser querido agonizando por lo que optaron por auxiliarlo y trasladarlo a la Clínica Huánuco, donde falleció pese al esfuerzo de los médicos de emergencia por salvarle la vida.

Que no quede impune

Jorge Reynaga Martínez, contó los momentos difíciles que vivió junto a su familia al descubrir que la persona que yacía sobre el piso era su hermano. “Al escuchar los disparos y gritos de una señora subí a mi azotea de donde vi al asesino que tenía una pistola y subió a una moto Pulsar, al rato sale mi hijo y comienza a gritar, bajé corriendo a ver lo que sucedía y era mi hermano que estaba botado a dos puertas de mi casa”, manifestó tras indicar que el ingeniero como todos los días llegaba a visitar a su mamá.

Indicó que uno de los atacantes tenía el rostro descubierto e intentó atacar a uno de sus vecinos que salió en defensa de su hermano. “Un señor que estaba con una camioneta quiso llevar a dos policías para perseguirlo, pero ambos no quisieron por lo que subí a mi automóvil para perseguirlos, pero por el tráfico se perdieron por Llicua”, dijo.

Asimismo, aprovechó la presencia de los periodistas para pedir que investiguen el caso de su hermano y que su muerte no quede impune. “Mi hermano es una persona que no mata ni una mosca, la policía debe investigar, sino yo mismo lo haré”, dijo.

Diversas reacciones

El Colegio de Ingenieros del Perú, Consejo Departamental Huánuco fue la primera institución en deplorar la muerte del ingeniero civil, Marcelino Reynaga. Al lugar del ataque también llegó el vicerrector académico de la Universidad Nacional Hermilio Valdizán, Ewer Portocarrero, quien lamentó la muerte del catedrático de la Facultad de Ingeniería Industrial.

“Es una pérdida irreparable, la comunidad universitaria está de luto por la muerte del ingeniero Marcelino Reynaga, un profesional destacado de la Unheval, no solo por los trabajos que hizo al interior de su facultad, sino también por lo que ha aportado a nivel de las relaciones interinstitucionales a partir de su formación como Pes hsdi y su gestión en la facultad de Ingeniería Industrial, donde era docente principal”, dijo Portocarrero.

Asimismo, recordó que, en su gestión como director de la Escuela de Posgrado, Reynaga creó maestrías y fortaleció algunos procesos en doctorado.

“Sus aportes están relacionados a temas de investigación e innovación para reconocimiento de patentes de sus trabajos que promovió de forma individual y de equipo. Lo ocurrido expresa el tema latente de inseguridad ciudadana que afecta al Perú y en especial a Huánuco, cerca al centro de la ciudad pasan cosas increíbles como es ser víctima de un asalto y asesinato, lo ocurrido nos descuadra”, agregó el vicerrector.

ALGO MAS

Agentes del Departamento de Investigación Criminal llegaron a la escena del ataque para la diligencia de inspección técnico policial y luego trasladaron el cadáver a la morgue, donde hoy será sometido a necropsia.

Leer Anterior

Reconocen a Rony Revollar por trabajo en Alianza Universidad

Leer Siguiente

Fijan sueldo para gobernador, vicegobernador y consejeros

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *