Adultos y menores siguen participando de fiestas clandestinas

Mientras 966 personas han perdido la vida víctimas del SARS-COV-2 y otras 41 están internadas en cuidados intensivos luchando contra el virus, algunas personas siguen haciendo su vida como si la enfermedad no existiera.

En el distrito de Pillco Marca, agentes de Serenazgo llegaron a la intersección del jirón 5 de mayo con la avenida Universitaria, en Cayhuayna donde más de 50 adolescentes entre mujeres y varones fueron sorprendidos participando de una fiesta clandestina.

Pese al reducido ambiente ubicado en el segundo piso, los menores que en su mayoría no llevaban puestos sus cubrebocas, bailaban y bebían trago corto. Al no soportar la bulla que generaba la música en alto volumen, los vecinos llamaron a la central de serenazgo, cuyos agentes llegaron al lugar y debido que no tenían apoyo de la policía, sólo optaron por pedir a los asistentes salir en fila para dirigirse a sus casas.

“Llamamos a la policía, pero demoraron más de media hora para llegar y es por ello que ninguno de los adolescentes pudo ser identificado, al contrario, algunos nos insultaron e intentaron agredirnos”, dijo uno de los serenos que acudió al lugar al tiempo de informar que el propietario del local tampoco pudo ser identificado.

En otra intervención realizada al local conocido como “La Cochera”, ubicada en Cayhuaynita, hombres y mujeres fueron sorprendidos bebiendo cerveza. Luego de conminarlos que no deben exponerse al contagio del Covid-19, los asistentes salieron del bar clandestino para dirigirse a sus casas sin ser sancionados por infringir las normas sanitarias.

Además de fiestas en bares y discotecas ubicadas en Amarilis, Huánuco y Pillco Marca, algunas personas están jugando billar y futbol.

Advertisement

Leer Anterior

Defensoría solicita protección laboral de lactantes y gestantes en Red de Salud Leoncio Prado

Leer Siguiente

Inician obra de agua potable y alcantarillado en poblado de Santa Rita