A un año de la tragedia en Carpish, el dolor sigue latente

RESTOS DE DOS DE LAS VÍCTIMAS NO FUERON UBICADOS

A un año de la tragedia en Carpish, las heridas siguen abiertas para los familiares de las tres víctimas mortales. Frank Cristian Figueroa Meza (34), Aladino Canayo Pérez (88) y Jhony Encarnación Espinoza (29), quienes perdieron la vida tras ser arrastrados por los huaicos que cayeron sobre la carretera Huánuco a Tingo María altura del Mirador, poblado de Carpish, distrito de Chinchao.

Cada familia recordó el 11 de marzo como el día que la fuerza de la naturaleza les quitó a sus seres queridos. Clarita Meza, madre del profesor Frank, aún recuerda como si fuese ayer cuando supo que su hijo que viajaba a su centro de trabajo en la institución educativa de Bolaina (Luyando) estaba entre los desaparecidos. “El 11 de marzo del 2019 nos cambió la vida para siempre, porque ya no puedo compartir más con mi hijo que a los 34 años partió a la eternidad. Su presencia me hace mucha falta, porque nada es igual, más aún que sus restos de mi hijito no están completos, solo me entregaron su abdomen y brazos”, dice con tristeza.

Asimismo, refirió que en carne propia está viviendo la indiferencia de las autoridades, porque hasta la fecha no llega los resultados de ADN de los otros restos que podrían ser de Frank. “El 6 de marzo me llegó una notificación de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco informándome que el caso de mi hijo fue archivado de manera definitiva, porque lo que pasó es un desastre natural y no pueden investigar a la naturaleza”, declaró al tiempo de recalcar que ya nada es igual para su familia tras la muerte del mayor de sus tres hijos.

Está a la espera del resultado de la prueba de ADN de las otras partes del cuerpo (piernas) para saber si son de su hijo y así colocar en su tumba. Al recordar un año de la tragedia, los padres del profesor Frank Figueroa Meza organizaron una misa en la iglesia San Francisco a donde asistieron parientes, amigos y colegas del agraviado. También estuvo el futbolista, ‘Edu’ Figueroa, quien con mucha nostalgia recuerda haber compartido varias anécdotas, entre ellos encuentros deportivos con su hermano y que a la fecha trata de ser fuerte por sus padres que aún no asimilan lo ocurrido con Frank.

OTRAS VÍCTIMAS. Pese que han transcurrido un año de aquel 11 de marzo, donde varios vehículos fueron arrastrados y semienterrados por la furia de la naturaleza, los restos del ex marino Aladino Canayo Pérez no fueron ubicados al igual que de Jhony Encarnación Espinoza, cuyas familias no encuentran consuelo.

Algo más +

Desde la noche del 10 de marzo del 2019, 16 huaicos cayeron desde el kilómetro 47 hasta el 52 de la carretera Huánuco a Tingo María y a su pase arrostró vehículos y personas.

Leer Anterior

Autoridades de salud piden serenidad y tranquilidad

Leer Siguiente

Suboficial hace abandono de servicio por ir al penal

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *