¡Alarmante! Cada día ocurren 22 violaciones sexuales contra menores en Perú

Cada día se registran en el Perú 22 casos de violencia sexual, principalmente contra adolescentes mujeres, una cifra muy superior a los 8.5 casos diarios que se reportaban en el año 2017.

Así lo dio a conocer el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) al presentar un estudio sobre la violencia sexual hacia niños, niñas y adolescentes, el cual compara la situación desde el 2017 hasta la fecha y hace un análisis de su impacto social, económico y psicológico.

En la actividad, que contó con la presencia de ministros de Estado, también se presentó la segunda edición de la campaña “Quitémonos la Venda”, la cual busca sensibilizar a los peruanos respecto a este delito y la situación de vulnerabilidad en la que se encuentran niños y adolescentes.

Al brindar los datos del estudio, Javier Álvarez González, representante de Unicef en el Perú, detalló que el 93% de las víctimas de violaciones sexuales son adolescentes mujeres.  “Entre todas las formas de violencia que afectan a las niñas, niños y adolescentes, la violencia sexual es la más común, pues se presenta en todas las edades”.

Igualmente, dio a conocer que 7 de cada 10 actos de violación sexual son cometidos por un hombre cercano a la familia.

“En el 66 % de los casos las víctimas tienen entre 12 y 17 años. En el 28%, entre 6 y 11 años y en el 6% son pequeñas y pequeñas de 0 a 5 años”.

Al citar cifras del Centro de Emergencia Mujer (CEM) del Ministerio de la Mujer,  Alvarez informó que en los último seis años (2017 a 2022) se reportaron  74 mil 413 casos de violencia sexual contra niños, niñas y adolescentes”.

El especialista precisó que la violencia sexual en la niñez y en la adolescencia tiene impactos negativos psicológicos, físicos, sexuales y sociales, cuyas consecuencias se expresan a lo largo de la vida de cada víctima.

Otro de los puntos que subrayó fueron los graves efectos en la trayectoria educativa de las víctimas, como el ausentismo escolar, problemas de concentración, problemas de comportamiento, bajo rendimiento académico, trauma a largo plazo, dificultades en las relaciones sociales, desconfianza en las figuras de autoridad, entre otros.

“La violencia sexual es una de las cinco prioridades de nuestro programa en el país. Seguiremos trabajando con el Poder Ejecutivo, Poder Legislativo y la sociedad civil a fin de crear estrategias de intervención para que funcionarios y maestros sepan identificar y se quiten la venda cuando vean un caso de violencia sexual”.

Anotó que están trabajando para hacer visible ese daño que, anotó, muchas veces es irreparable y afecta el futuro de muchas familias, la inclusión social y el desarrollo integral del Perú.

En el lanzamiento de la campaña -que busca visibilizar la violencia sexual en el entorno más cercano de los niños, niñas y adolescentes- estuvo presente el ministro de  Desarrollo e Inclusión Social, Julio Demartini, quien mostró su preocupación por las alarmantes cifras.

“De la indignación se debe pasar a la acción para acabar contra este tipo de violencia, que es estructural en el Perú y el mundo. Hay que quitarnos las vendas y avanzar juntos en la solución de este problema”, enfatizó.

La indignación es un punto de partida, anotó. “Debemos aprender a ser más comunidad porque eso también es un punto fundamental para la solución. Esto no es un tema de reacción”.

La ministra de la Mujer y Poblaciones Vulnerables, Nancy Tolentino, manifestó que la violencia sexual es algo estructural y necesita la participación de toda la sociedad en su conjunto.

“En pandemia nos dimos cuenta que muchos estaban viviendo con el enemigo. Hoy en día, el rostro de una mujer violada en el Perú, es el rostro de una niña o adolescente”,

Agregó que la atención de esta problemática debe ser una prioridad, por lo que hizo un llamado a la acción a todas las peruanas y peruanos a sumarse para cambiar este rostro en el país.

CIFRAS

– La violencia sexual en todas sus formas es el tipo de violencia contra niñas, niños y adolescentes que se reporta con mayor frecuencia (36.7%). Ha pasado de 6,593 casos atendidos en el 2017 a 19,867 en el 2022.

– La mayor cantidad de casos de violencia sexual contra la infancia corresponde a las y los adolescentes (66%). Los casos de niños de 6 a 11 años constituyen el 28% y los de 0 a 5 años, el 6% de los casos reportados.

– Entre el 2017 y el 2022 se reportaron en el CEM un acumulado de 32,131 violaciones sexuales (una de las formas de violencia sexual) contra niñas, niños y adolescentes.

– El 46% de las niñas, niños y adolescentes agredidos sexualmente que acuden a reportarlo ya han vivido más de un episodio de violencia sexual. De este grupo, 8 de cada 10 reportó que la agresión era intermitente.

Advertisement

Leer Anterior

El matrimonio infantil en el Perú fue eliminado: qué dicen los expertos sobre el tema

Leer Siguiente

ONU: 187 países votan en contra del bloqueo de Estados Unidos a Cuba