El Método Singapur ¿Cómo ayuda a los niños a aprender matemáticas?

El Método Singapur es un enfoque educativo para enseñar matemáticas, fomentando una comprensión profunda y conceptual en lugar de depender únicamente de la memorización de fórmulas y procedimientos.

Este método promueve una progresión gradual y secuencial en la enseñanza de esta materia, así como el desarrollo de habilidades de resolución de problemas y razonamiento matemático, explica Javier Bernabeu, especialista en la implementación del Método Singapur en centros educativos de España y Latinoamérica.

El Método Singapur se centra en la resolución de problemas utilizando el modelo de barras, “y consiste en representar visualmente, mediante dibujos simples, la realidad del problema”, precisa.

“Estos dibujos contienen proporciones que ayudan al estudiante a descubrir cómo resolverlo. El dibujo incluye los elementos clave ‘datos – operación – solución’ que los alumnos suelen escribir”, manifestó el experto en su participación en la Conferencia Internacional de Ediciones Corefo.

De esta manera, agregó que el dibujo permite narrar lógicamente lo que se esconde detrás del problema, asegurando que el alumno comprenda adecuadamente la esencia de la historia.

El docente detalla los tres tipos de representaciones de barras en función del tipo de problema a resolver:

  1. Problema de parte-todo

Cuando se conocen tanto el todo como una o algunas de las partes, es posible determinar la parte faltante utilizando la operación de resta. Este enfoque resulta especialmente útil en problemas que involucran la división y multiplicación de un todo en partes iguales.

  1. Problema de comparación

Este modelo muestra las relaciones entre dos o más cantidades cuando son comparadas. Se puede encontrar la diferencia entre A y B o la ratio entre ellos. También es posible encontrar el valor de A o B cuando se muestra la diferencia o la ratio en el modelo.

Advertisement
  1. Problemas de antes y después

Este modelo muestra la relación entre dos valores: el nuevo valor y el valor original después de un incremento o decremento. Normalmente, se utiliza este modelo para estructuras complejas, como las que se encuentran en los desafíos de cálculo.

En cuanto a los materiales necesarios para implementar el modelo de barras en el Método Singapur, el especialista menciona el uso de tiras de papel, cubos multiencaje o regletas de cuisenaire.

Por último, el profesor Bernabeu destaca los aspectos clave que los docentes deben considerar al aplicar esta metodología. “En primer lugar, es esencial trabajar de acuerdo con el proceso de aprendizaje del cerebro humano, comenzando con experiencias tangibles para luego interpretar y simbolizar conceptos matemáticos”.

Además, es importante evitar condicionar al niño y, en su lugar, plantear preguntas que lo guíen hacia el descubrimiento.

Advertisement

Leer Anterior

¡Proeza médica! Niño de 2 años recuperó su pulmón derecho tras exitosa cirugía

Leer Siguiente

Huanuqueño pasa 15 días en cueva que simula condiciones del planeta Marte

RSS
YouTube
Pinterest
LinkedIn
Share
Telegram
Tiktok