Plan Lector: actividades y estrategias efectivas

Por: John Cuéllar

 

Si realmente se quiere efectivizar el plan Lector, sea a nivel institucional, local, regional o nacional, existen muchas estrategias y actividades concretizables. En esta ocasión, nos permitiremos citar muchas de ellas, pero tomando como punto de partida la institución, no por ello quedan eximidas las instituciones gubernamentales para su posible materialización:

01. Biblioteca institucional. Que una institución educativa no cuente con una biblioteca, al igual que sucede con un hogar, nos está diciendo cuánto le preocupa realmente (a los jerárquicos y docentes) la educación de los estudiantes. La biblioteca se puede implementar gracias al apoyo de los padres de familia, que pueden donar libros usados y en buen estado a la institución; en cuanto a las instituciones gubernamentales, pueden donar libros adquiridos de las librarías locales o capitalinas cada fin de mes.

02. Biblioteca de aula. Los docentes de Letras (Comunicación, Lenguaje, Literatura, Historia, Filosofía, etc.) pueden organizarse para que, gracias a la buena voluntad de los padres y estudiantes, se puede implementar la biblioteca del aula para el año (a manera de préstamo). Ya antes de finalizar el año, los estudiantes pueden recoger sus respectivos libros. Pero no se trata de solo pedir, debe haber un filtro, a fin de que no se escapen textos que los estudiantes no pueden leer, tomando en cuenta su edad y otros aspectos.

03. Biblioteca rodante. Contar con un coche acondicionado para transitar algunos libros por los pasadizos, es una excelente idea. Sobre todo se aplica para estudiantes del primer nivel (Inicial y Primaria), usarlo para el segundo o tercer piso puede ser riesgoso.

04. Biblioteca digital. Hoy en día es fácil implementar una biblioteca digital, ya que existe una gran cantidad de libros digitales libres de derechos. El punto crucial es el docente encargado de realizar la búsqueda y el filtro de esos libros.

05. Lectura institucional. Muchos creen que armar una lista de lecturas ya es un plan Lector, nada más lejos de la realidad. Como pueden ver, el plan Lector contiene una serie de actividades y estrategias que conllevan al gusto por la lectura y su posterior interiorización. Pero este punto sí es crucial y muy importante, ya que implica leer los textos a recomendar a los estudiantes, dosificar su volumen y su contenido según la edad. Gracias a estas lecturas, los estudiantes pueden dramatizarla, crear un álbum de imágenes, crear una historieta, crear un audiocuento, etc.

06. Club de lectores. Esto es interesante, ya que permite que, en un mismo espacio, los docentes y estudiantes puedan hablar, debatir, comentar sobre una lectura específica, además de recomendar algunos libros leídos para las próximas reuniones o para las lecturas personales de los demás integrantes.

07. Conociendo la biblioteca pública. Esta actividad busca conocer y valorar la biblioteca pública, que, lamentablemente, muchas de ellas cierran por falta de visita y por falta de interés de las autoridades de turno.

08. Juegos florales. Es un buen motivo para generar concursos de creación de cuentos, poemas, ensayos, además de canto, dibujo, etc. Aquí también se puede promover concurso de declamación y de oratoria.

09. Feria de Libros. Realizar una feria de libros de una semana en la institución educativa tienen mucho valor, ya que los estudiantes no solo podrán conocer los libros que existen en el entorno, sino aquellos que son de trascendencia nacional e internacional. Se puede organizar contactándose con la asociación de escritores y con los libreros del lugar. Incluso puede ser buen motivo para invitar a los escritores, que nos hable de sus libros, del proceso creativo, y que absuelva algunas dudas de los estudiantes. Aquí también se puede realizar un truequetón, donde los estudiantes intercambian sus libros para así tener como suyo un libro nuevo y poder disfrutarlo en casa.

10. Recitales literarios. Aquí existen dos variantes. La primera puede hacerse invitando a los autores de la localidad, cuyos libros fueron leídos por los estudiantes de la institución; y la segunda sería un evento donde los estudiantes leen y comentan algunos textos que les ha impresionado.

11. Maratón de lectores. Esta actividad consiste en que los estudiantes de la institución compiten entre ellos para ver quiénes lograron leer la mayor cantidad de libros durante el año. Al final, se premia a los tres lectores de cada nivel.

12. Radiocuentos. Organizar una especie de transmisión radial no es difícil, solo se hace necesario contar con un micrófono, un parlante o altavoz y un estudiante (rotativo) encargado de leer el cuento o de poner play el audio del cuento que más le gusto, en la hora del recreo. De modo que, quienes no se divierten físicamente en la hora del recreo, puedan hacerlo disfrutando de una buena historia.

13. Prensa literaria. Un Periódico Mural ubicado en una zona de mayor tránsito, puede ser buen motivo para que los estudiantes y padres de familia se detengan y se enteren de algunas publicaciones, comentarios y noticias sobre un libro, un escritor o algo parecido.

14. Talleres de Escritura Creativa. Esta actividad busca dos cosas, uno que los asistentes lean bastante y otro que creen nuevas historias, las escriban, las corrijan, las reescriban y las publiquen (puede ser a través de un boletín estudiantil que se entrega cada semana durante la formación o a través de un diario local que se compra y lee una vez a la semana).

15. Mi profesor lee. Esta actividad abarca a todos los docentes de la institución y consiste en que esta publique un video a través de sus redes sociales (Youtube, Facebook, WhatsApp), donde un docente se presenta y lee un cuento específico.

Si se dan cuenta, implementar un Plan Lector en la institución requiere de mucho, pero mucho, compromiso institucional. A cambio de ello, los frutos muy bien valen la pena; pues, para nadie es de desconocimiento que, de todo lo que el estudiante aprende en el colegio, la lectura será el instrumento 100% válido y efectivo en su futura vida profesional, familiar y personal. Circular estas recomendaciones pueden ayudar a mejorar la lectura en el país, pues, según las noticias, la mitad del país llega a leer apenas un libro al año (Fuente: https://www.elperuano.pe/noticia/210945-el-473-de-peruanos-leyo-por-lo-menos-un-libro-segun-la-encuesta-nacional-de-lectura-2022). Y eso es solo en base a una encuesta, y como sabemos, los resultados suelen tener un margen de error debido a múltiples factores.

Advertisement

Leer Anterior

El bambú y su gran valor para formar muros de contención natural

Leer Siguiente

Otro crimen en Amarilis: expresidiario es asesinado de dos disparos