Garu, el imperio de los Yaros

Para conocer Garu se toma la carretera Huánuco-Chavinillo-La Unión, haciendo un recorrido de 84 kilómetros, es decir aproximadamente cuatro horas de viaje en automóvil en promedio.

Se pasa por varios pueblos pintorescos hasta llegar a Llicllatambo, donde se toma un desvío que va hacia el distrito de Choras, distrito de la provincia de Yarowilca que alberga al antiguo centro de operaciones de los guerreros Yarowilcas.

De la zona urbana de Choras se camina 30 minutos hasta las faldas del cerro Cóndor Puquio o Cóndor Waganan (donde el cóndor llora), lugar donde se asienta Garu.

“Garu”, proviene de la palabra quechua “karu”, que significa “distante o lejos”. Se ubica a una altura de 3,700 metros sobre el nivel del mar. Desde la cima del complejo se observa gran parte del panorama del río Marañón.

Garu tiene una extensión superficial de 2’509,884.08 metros cuadrados y tiene un perímetro de 8 322,68 metros lineales; donde se visualiza un ordenamiento de paisaje, calles, distribución jerarquizada y la presencia de chullpas construidas con lajas, unidas con barro de arcilla.

Es uno de los centros arqueológicos más grandes e importantes de la cuenca del Alto Marañón; la complejidad de su estructura urbana amerita la posibilidad de haber sido la sede política administrativa de los ayllus y comarcas del eje sur.

Según los estudiosos, Garu tiene una antigüedad de 800 a 1400 antes de cristo (periodo Intermedio Tardío), fue ocupada por el “Imperio Yarowilca”.

Se presume que sus habitantes tenían estrecha relación con similares de del valle de Tantamayo, por el parentesco a la técnica de construcción y concentración de la población.

El complejo arqueológico pre inca está clasificado en tres grandes secciones:

  1. a) La Zona Alta o Huaychao Punta, donde se halla diversos torreones que revisten la cumbre del Cóndor Puquial, un área fortificada y de extrema vigilancia.
  2. b) La Zona Media, se encuentran construcciones rectangulares con muros sobre la base de amplios vanos superpuestos, cuyas dimensiones son 15 metros de largo por 5 metros de ancho y de 6 metros de alto.
  3. C) La Zona Baja o Gayarina, se aprecia una gran concentración urbana, edificaciones circulares, ovoidales y cuadrangulares, el más resaltante un edificio cuadrado con una puerta trapezoidal y dos ventanas pequeñas sobre la puerta.

 Principales edificaciones

 Iglesia.- Habitación de tamaño regular sin techo con algunas paredes caídas, se afirma  que haya sido una especie de auditorio para reunir a los antiguos habitantes.

 Edificio Cinco Ventanas.- Edificio rectangular con numerosas ventanas trapezoidales de aparejo irregular unido con mortero de barro de filiación Inca. 

Templo de las Tres Cruces.- Arquitectura mediana en cuya fachada encima de la puerta se distingue la delineación de tres cruces de incomprensible significado para muchos. Algunos estudiosos deducen que los Yarowilcas eran conocedores de la astronomía, ya que las cruces del  templo puntan a la constelación austral o cruz del sur.

También resalta otras construcciones como las Torres Gemelas, el Templete, la Horca, el Torreón y las colcas; revelando un notable grado de civilización en esta parte del Alto Marañón. Desde la zona alta de Huaychao Punta con dirección al sur-oeste se observan unos enormes y bellos nevados pertenecientes a la Cordillera de Huayhuash que constituyen un sorprendente paisaje para el visitante.

Dinastía Yarowilca

Por su espíritu de superación, su capacidad creativa y su valor llegaron a forjar la nación más poderosa que asentó en los linderos de Huánuco. Los restos materiales que acreditan su existencia fueron descubiertos por el investigador peruano Francisco Rubén Berroa.

Los dominios de este Imperio, según el arqueólogo Julio C. Tello, se extendió mas allá de las hoyas interandinas de origen sobrepasando la cordillera oriental y occidental que las rodean por uno y otro lado avanzando hacia el llano amazónico y hacia la costa del pacífico.

Durante su existencia fue gobernado por más de treinta monarcas, según Guamán Poma de Ayala, siendo el primer rey o Yarowilca: Cápac Apo Pacarimoc Yarowilca y su último gobernante Cápac Huamán Chaua cuando se produjo la invasión Inca naciendo así la Confederación Inca – Yarowilca.

En lo que respecta a su religión los Yarowilcas se caracterizaban por ser politeístas, adoraban a varios dioses. Según los estudios de Salustio Maldonado su principal divinidad fue Libiac Cancharco.

Leyenda

Todo visitante que visita Garu deja una ofrenda a la Yunka Warmi, una piedra en forma de mujer sentada con su hija recostada sobre sus faldas. A su costado hay otra piedra en forma de animal. Según versiones de los chorasinos, al encontrar la figura, curiosos, la llevaron al pueblo. Por la noche, en sus sueños, se les presentó la misma mujer amenazándoles en los siguientes términos: “Por culpa de ustedes tengo mucho frío y me siento sola, estoy lejos de mi pueblo y si mañana, al amanecer, no me devuelven, todos ustedes morirán”.

Ni bien amaneció y al conocer que todos habían tenido la misma revelación, temerosos que la terrible sentencia se cumpliera, la devolvieron a su lugar. Un anciano, con profunda devoción y creencia, contó que la Yunka Warmi vino de la selva. Era valiente y fuerte como un varón. Su hermosura robó el corazón de Tayta Garu, por eso la hizo su esposa. Solita valía por muchos hombres, fue con ella que la ciudadela de Garu comenzó a florecer (Versión tomada del libro “Mitos y Leyendas de Huánuco” de Manuel Nieves Fabián).

Leer Anterior

Huanuqueño Israel Hilario listo para competir

Leer Siguiente

Ambulantes llenan de basura calles de Laguna Viña del Río

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *