Antología de escritores juninos

Por Víctor Raúl Osorio Alania*

Junín: «Jadea el mustio llano, / Un texto albo con historia y carisma / Noticia, fértil grano, / Ímpetu elude cisma / Navío inquieto doblega marisma»(acróstico con lira, aBabB). Mientras burilaba en Junín, pueblo de Reyes, fundado el 6 de enero de 1539 por los españoles, hubo reencuentro con Jaime Martín Carhuamaca Cervantes e hicimos trueque de publicaciones, previo a los abrazos.

Ahíto de emociones retorno, hago fiesta en mi gabinete de estudio con Antología de escritores juninos (2015), obra de gran aliento de la Asociación de Escritores de la Heroica Provincia de Junín (AEHPJ).

Sesenta (60) páginas de imperdible lectura prospectan y añoran la experticia de Sebastián Mauro Huamán Terrel, Toribio Yantas Hinostroza, Raúl Acuña Quintanilla, Jaime Martín Carhuamaca Cervantes, Abdel Edgardo Vega Huaranga, Pablo Suasnábar Solórzano.

 «El ave necesita del aire para volar, / el pez requiere del agua para nadar, / el escritor necesita de la pluma para soñar. Cogemos la pluma, porque nació en nosotros el deseo de plasmar y transmitir al mundo la riqueza cultural y literaria de la “Heroica Provincia de Junín”» (p. 5), justifica en el prólogo Jaime Martín.

HUAMÁN. Sebastián Mauro Huamán Terrel nació el 20 de enero de 1935 en la población de Junín. Su corazón renace por las instantáneas en peso de acrósticos. Léase: Humberto Teófilo Yauri Martínez (1991), La chunguinada junina (2010), Lago Junín: sagrado manto líquido (2008), Gladys Lucy Tejeda Pucuhuaranga, Cristo de Pachacamilla, Virgen de la Medalla Milagrosa, Día Internacional de la Mujer.

La silueta angelical de tu cuerpo de Ñusta Andina, es para ti, / Un regalo de Dios… por tu valioso talento de maratonista, eres / Como los Pumpush, sangre de raza indómita, legendaria e invencible / Y o “Almafuerte”, te rindo homenaje en nombre de MARIAC LLACTA (p. 11).

Atleta olímpica, Gladys Tejeda, / cada presea tuya aviva el alma, / Sebastián Mauro Huamán Terrel te aclama / con auroras de patria, eres aeda (cuarteto).

YANTAS. Toribio Yantas Hinostroza germinó en La Oroya el 27 de abril de 1950, hijo de padres juninos (Eliseo Yantas León y Amelia Hinostroza Cóndor). Aborda: el arriaje en los Andes de Junín, el arrieraje y economía, desarrollo y circuito del arrieraje, los arrieros de Junín 1907-1947, arrieros con llamas, sobre la adquisición de llamas, las llamas guiadoras, los arrieros con mulas.

A las llamas que iban adelante [primera, segunda y tercera] se les llamaba delanteras, estos utilizaban sujetado en su cuello pequeñas campanas llamadas espuelas.

Dichas esquelas eran de tres tamaños, el primero que llevaba se llamaba TACLLAC, el mediano TICLLIC y el pequeño CHILLÍN, que cuando caminaban las llamas cadenciosamente producían una armonía melodiosa para alegría de los arrieros; esas campanas también jugaron un papel importante para dar aviso a otros grupos de llamas que subían a las cumbres, pues, entonces los que estaban de bajada tenían que buscar un espacio ancho para dar pase a los de subida. Además, esas llamas delanteras llevaban un adorno llamado JAQUIMA que era elaborado por los propios arrieros o familiares (p. 22), eran de fibra de llama.

Nombre de algunas llamas: Andabambino, Cristal Vaso, Relojero, Pajita, Conel Huayi, Chúspero, Vicuñita, Lamarchuro, Huachu.

Recuas y arrieros tuvieron instinto / para trazar caminos en momentos / que ahora son evidentes alientos, / Toribio, fueron albor variopinto.

ACUÑA. Raúl Acuña Quintanilla, seudónimo “Miradas Tranquilas” es natural de Santa Cruz de Laria, distrito de Colca, provincia de Huancayo, propone El pachito y la Mama Pacha (cuento ambientalista lo llama).

Advertisement

Pushpe y Aulli (esposos), la oveja Juanita con su crío waccha, y, un escenario junino da pie a Raúl para construir la trama pertinente. El cordero que personifica pureza, armonía, labor acepta la treta del zorro desquiciado (demonio) que sale del lago. Gana el raposo y vivimos las secuelas más preocupantes.

¡Pachamama duplica los corderos! / Pide Raúl Acuña Quintanilla, / cuya voz resuena hasta Mama Quilla / y ella avala parición de terneros.

CARHUAMACA. Jaime Martín Carhuamaca Cervantes, huancaíno nato, tiene raíces familiares y literarias en Junín, hito épico. Nació el 28 de julio de 1965, retoño de Cencio Carhuamaca Gilbonio y Ortila Cervantes Alvares.

El espejo divino (leyenda del lago Junín), invoca, compromete, lidera consensos. La gélida pampa de Chacamarca, «lugar en el que se llevó a cabo la Gloriosa Batalla de Junín, preámbulo de la libertad americana, gracias a los indomables Pumpush, hoy los países de América Latina cuentan con la libertad correspondiente… Chinchaycocha, el segundo más extenso de nuestro país. Imagínate, nuestro lago fue el espejo natural divino» (pp. 35-36).

Choque Chinchay degusta la maca y sale vigorizado, también deja algunos anatemas y eso repercute con oprobios en el marjal Chinchaycocha.

Jaime Martín Carhuamaca Cervantes: / Agua, salud, vida, pureza abrocha / el espejo divino (Chinchaycocha), / sinergia de logros sean flotantes.

VEGA. Abdel Edgardo Vega Huaranga proviene de Carhuamayo (n. 23-junio-1991), hijo de Abdel Vega Torres y Nelly Huaranga Camavilca. Expone poesía en verso libre: Papá dibujando sonrisas, La universidad y mis putas memorias, Vieja hemos llegado, 14 de febrero, Fruto prohibido, Náufrago gris.

«Los retazos de tu voz se escuchan / tan de cerca, / hacen que mis días sean pesados, / el aire se pausa y me afecta con sus brazos de reproche, / es tan vasto tu ausencia que ni el abismo de los / mares podrían calmarla» (p. 43).

Amigo, Abdel Edgardo Vega Huaranga, / la sonrisa de papito y mamita / refleja mucho aprecio y no se agita, / increméntese júbilo bullanga.

SUASNÁBAR. Pablo Suasnábar Solórzano indica el día que vino al terruño junino (2 de agosto), pero reserva el año. Blande poesía con el silbido del ichu y aplausos del frío caluroso, tiene predilección por La vicuñita y la huachhua.

Yo soy vicuñita / de las altas punas, / todos me persiguen / por mi linda lana / para que fabriquen / los lindos vestidos (bis).

Yo soy la huachhuita / del Chinchaycocha, / todos me persiguen / para el rico caldo / porque soy alimento / para que estudien (bis).

Fuga. Laguna Chinchaycocha / en tus aguas venenosas, / ¿por qué están muriendo / las huachhuitas / de la puna?

DISTINCIÓN. ¡Soy de Junín!, titula el acróstico con décima que refleja mi amistad:

Soy patria reconocida / Orden de puro vigor / Ya sé cómo dar valor / Demostración encendida. / En la gesta merecida / Juntos antes de morir / Unidad para vivir / No se duda, se elabora / Índice por el ahora / Nunca más el afligir.

*“El Puchkador de la Nieve”

Advertisement

Leer Anterior

20.04.2023

Leer Siguiente

Golpe al narcotráfico: destruyen cuatro pistas de aterrizaje clandestinas en Puerto Inca