“Amor Pañaco”, una joya de pasión y desencanto en Panao

El asombroso legado de Elías Matienzo Guillén

Por: Jorge Chávez Hurtado

En la ciudad de Panao, capital de la provincia de Pachitea, donde la cultura y la tradición se entrelazan como hilos de la historia, el maestro de escuela y músico Elías Matienzo Guillén nos regala una invalorable joya musical titulada “Amor Pañaco”. Esta canción, nacida de un amor no correspondido entre los años 1945 a 1950, captura el espíritu de una pasión incontenible y el desencanto que a veces acompaña al amor. Descubre, amigo lector, cómo este trovador describe con metáforas poéticas el poder de un amor profundo y la búsqueda constante de la felicidad en una pintoresca provincia.

La musa inspiradora de este poema hecho canción fue una hermosa joven panatahuina, Livia Angélica Soria Castañeda.

La canción comienza con una expresión de amor incondicional y felicidad. El protagonista canta sobre la dicha de vivir en el amor pañaco, que parece ser una experiencia sublime y trascendental. La repetición de “Amor Pañaco, Amor Sublime” enfatiza la intensidad de sus sentimientos y la importancia de esta relación en su vida.

Elías Matienzo describe a su amor imposible con una serie de poéticas metáforas. Sus cabellos son “fibras de oro”, y su boca es un “pétalo en flor”. La belleza de la mujer es representada como algo radiante y divino, y su mirada se compara con el fuego, lo que sugiere una pasión ardiente. Sin embargo, también revela su confusión y falta de control sobre sus emociones, indicando que no sabe qué hacer en presencia de esta joven pañaca, motivo intenso de sus inspiraciones más profundas.

El compositor utiliza la metáfora de las “miradas fuego divino” para describir el poder magnético de los ojos de su amada. Esta mirada ardiente parece tener el poder de desorientar al protagonista, que confiesa: “que me quita el tino, no sé qué hacer”. Esta vulnerabilidad ante el deslumbramiento de la amada nos muestra la intensidad de sus emociones y sentimientos.

A pesar de su amor profundo y sincero, la mujer no corresponde a sus sentimientos. Esta frustración y desencanto son palpables en las líneas “YO TE HE QUERIDO, YO TE HE AMADO, TÚ NO HAS SABIDO CORRESPONDER”. El protagonista está atrapado en un ciclo de amor no correspondido que lo llena de dolor.

La fuga es una parte importante de la canción, donde Elías Matienzo menciona diferentes lugares de la provincia de Pachitea, como Chunkakuna, Shirashuaqta, Siglo Nuevo y Winchuspata. Estos lugares pueden simbolizar la búsqueda constante del protagonista para encontrar el amor y la felicidad en otros lugares, pero siempre regresa a la idea central de que su corazón sigue buscando a la mujer que ama.

A pesar de los desafíos emocionales y la búsqueda infructuosa del amor correspondido, la canción enfatiza una nota de admiración inquebrantable hacia la amada: “Porque eres bella como una estrella, flor primorosa, mi corazón te anda buscando”.

El estribillo final de esta notable canción hace referencia a la “mantita blanca” de la amada, que puede simbolizar su corazón o su amor. Elías Matienzo expresa su deseo de poseer ese amor y robar su corazón. Es un último intento desesperado por ganarse el afecto de la mujer que le ha robado el corazón.

“Amor Pañaco” es una canción que a través de metáforas poéticas y una melodía conmovedora, el trovador comparte sus sentimientos profundos y su lucha por encontrar la felicidad en un amor no correspondido. Es un testimonio sincero y conmovedor de la intensidad del amor y sus complejidades en el escenario pintoresco de la provincia de Pachitea

AMOR PAÑACO

Autor: Elías Matienzo Guillén

Amor pañaco, amor sublime

donde yo vivo felicidad. (Bis)

Tú me cobijas entre tus alas,

blancas y puras como la luz.

Son tus cabellos fibras de oro

y tu boquita pétalo en flor,

En tus miradas fuego divino,

que me quita el tino, no sé qué hacer.

Al contemplarte, mujer mi diosa,

más primorosa te veo así. (Bis)

Tú eres ternura, tú eres dulzura,

linda pañaca tú eres mi amor.

Yo te he querido, yo te he amado

tú no has sabido corresponder.

Yo te he querido, tú me has odiado,

con mi quebranto no sé qué hacer.

 FUGA

De Chunkakuna a Shirashuaqta

De Siglo Nuevo a Winchuspata

Mi corazón te anda buscando. (Bis)

Porque eres bella como una estrella,

flor primorosa,

mi corazón te anda buscando. (Bis)

Pañaquita, panatahua,

mantita blanca pañaquita, pañaquita. (Bis)

Regálame tu mantita

para robar corazones. (Bis)

Advertisement

Leer Anterior

11.10.2023

Leer Siguiente

Eliminatorias al Mundial 2026: Selección Peruana ya está en Santiago para enfrentar a Chile