Entre San Martín y Huánuco

ENTRE PLUMA & PAPEL

Por Elizabeth Saly Deza Laurencio*

“Si siempre haces lo que siempre has hecho, siempre obtendrás lo que siempre has tenido”. Steven Hayes. Entonces, de acuerdo a Steven, si siempre seguimos dejando restos de basura en la vía pública, tristemente, siempre obtendremos las mismas consecuencias. Somos los principales responsables, los mismos que propagamos las nuevas enfermedades, males que nos arrebatan la salud y hasta la vida misma de nuestros seres queridos.  

¿Por qué entre las calles San Martín y Huánuco? porque es el lugar especial, único e incomparable para describir y autoevaluar lo que a poca conciencia, irresponsable e incultamente permitimos que por ignorancia los vendedores dejen su basura ahí, a expensas de toda la gente. La justificación que proponen de “yo no tengo nada que comer” y “soy ambulante para llevar algo a casa” en mi opinión, no es válida; el tema no es de “qué cosa vas a llevar a casa para comer” la responsabilidad está en que tú, yo y ellos necesitamos poner de nuestra parte para dejar los restos en un solo lugar y evitar calles horribles, detestables y vergonzosas.     

Lo más irónico es que sobre esas cantidades de basura, se venden comida, y peor aún, de hambre toda llegamos a consumir de lo que ahí se vende.

En la web se pueden encontrar testimonios, evidencias y quejas sobre esta incomodidad, similar al de entre San Martín y Huánuco.

Esta incomodidad de insalubridad no solamente se presencia aquí en nuestra ciudad, sino en muchos lugares del mundo. El Ministerio de ambiente expuso que en el Perú diariamente se genera 18500 toneladas de basura, y que la gran parte se generan en las ciudades, más aún en la Ciudad de Lima. En la ciudad de Huánuco entre las calles San Martín y Huánuco también se han evidenciado esta falta de cultura, el carro recolector junto a sus personales de limpieza evidentemente logran recoger solamente las basuras que se encuentran en bolsas grandes o los inorgánicos, entonces, ¿qué pasa con la basura orgánica? esas se quedan desintegrándose en las calles, asimismo quedan restos de comidas, frutas y verduras; esta descomposición  genera un mal olor y sobre ese mal olor muchas personas, con muchos ajetreos, compramos nuestros alimentos, nos alimentamos y trabajamos encima de estos. Pero no sólo la pestilencia es uno de los problemas generados por la basura acumulada, sino también las enfermedades que se pueden contraer al estar expuestos a estos desechos, así lo indican profesionales que laboran en la Dirección General de Salud, las enfermedades que se propagan gracias a ésta actitud inconsciente serían las afectaciones respiratorias, por el mal olor, las náuseas, los dolores de cabeza, enfermedades de la piel, alergias, infecciones gastrointestinales y parasitarias.

En efecto, las autoridades habrían de mantener una ciudad limpia, sin embargo, parecen olvidarse de esta función, porque es de poca importancia para ellos, ocurre cuando están culminando su gestión y se olvidan de esta fragilidad.  El Ministerio de Salud y el de Ambiente deberían efectuar la solución qué expusieron hacia la incapacidad de muchos gobiernos locales para controlar la problemática de la basura en la vía pública, porque hasta el momento sólo se escucharon propuestas y entre San Martín y Huánuco aún no hay orden y limpieza. En síntesis, es la cuna de las nuevas enfermedades que también nos preocuparan, porque en sí todo nos afecta, a nosotros, a nuestros hijos y a toda la sociedad.

*Docente Bachiller de Lengua y Literatura. Escritora Pachiteana, integrante de la AEH (Asociación de Escritores de Huánuco).

Leer Anterior

Paul Bashi marco el empate, pero Alianza Universidad volvió a caer esta vez ante UTC

Leer Siguiente

18.05.2021