Servicio Emergencia del hospital regional con serias deficiencias

En una inspección, la Contraloría General identificó varias situaciones adversas en el Servicio de Emergencia del Hospital Regional Hermilio Valdizán, siendo las principales la falta de personal médico, limitados equipos y espacios adecuados para atender a los pacientes, lo que afecta seriamente la calidad de la atención a los pacientes en estado de gravedad.

Según el informe, los materiales biomédicos no son suficientes para atender la demanda de los pacientes, así mismo dicha área no cuenta con el respaldo del médico especialista para la evaluación y diagnóstico integral al paciente.

El área de Triaje cuenta con un solo pulso oxímetro y carece de un médico emergenciólogo, situación que genera que los licenciados en enfermería y técnicos que se encuentran programados no cumplan cabalmente con los procedimientos de atención a los pacientes.

Además, desde hace dos meses este servicio de Emergencia no cuenta con pulsioxímetro, por lo que no pueden evaluar correctamente a los pacientes que requieren soporte de oxígeno.

“En el cuaderno de Registro Diario de pacientes del área de Triaje, se evidencia que no se ha registrado el estado situacional del paciente (diagnóstico  médico de ingreso y diagnóstico de egreso), tampoco están firmadas, ni visadas por los médicos de turno”, señala el documento.

Y en el colmo de la deficiencia, el área de Shock Trauma no  dispone de un médico emergenciólogo, por lo que los pacientes que necesitan ser atendidos con prioridad son ubicados en otro ambiente por falta de cama y espacio adecuado.

ALGO +

En el área de ingreso al servicio, existen muebles médicos, sillas de ruedas y camillas en mal estado de conservación; y el personal de vigilancia desconoce los procedimientos para orientar a los pacientes o usuarios.

Leer Anterior

“Cholo” Sotil confía en recuperación de Perú para su debut ante Venezuela

Leer Siguiente

No hay apoyo para reconstruir torre de iglesia San Cristóbal