Juan Alvarado solicita que Devida se retire de Huánuco

Mediante un documento dirigido al presidente del Consejo de Ministros, Salvador del Solar Labarthe, el gobernador regional, Juan Alvarado Cornelio, solicitó el cierre de las oficinas y el retiro de los funcionarios de la Comisión Nacional para el Desarrollo y Vida sin Drogas (Devida) de la región Huánuco. El mandatario acusa mala administración de los fondos destinados al desarrollo de la agricultura alternativa en el Valle de Monzón y el Alto Huallaga.

“Me veo en la imperiosa necesidad de exigir el cierre de las oficinas y consecuente retiro de funcionarios de Devida en la región Huánuco, no solo por la evidente incapacidad e indolencia de los funcionarios; sino porque además resulta inoficiosa y perjudicial para el Estado continuar con el financiamiento  de una oficina que no cumple los fines”, señala el documento.

Ayer, la autoridad anunció que él y sus funcionarios no participaran hoy del pasacalle denominado “caravana para el desarrollo y la inclusión en el caserío Merced de Locro, distrito de Castillo Grande” en Leoncio Prado. Dijo que tampoco lo harán en ninguna otra convocatoria que realice Devida en la región.

En el documento enviado al premier, Alvarado pone de conocimiento que el pasado 18 de abril fue a las oficinas de la presidencia ejecutiva de Devida con la finalidad de sostener un diálogo con el máximo funcionario de esa entidad, pero se negó a recibirlo, siendo atendido únicamente por el jefe de gabinete de asesores y el gerente de planeamiento y presupuesto.

El gobernador regional hace referencia de que, como es de público conocimiento, en diversas zonas hay cultivos ilegales de coca, especialmente en los distritos de Mariano Dámaso Beraún, José Crespo y Castillo, Rupa Rupa, Hermilio Valdizán, Padre Felipe Luyando, Daniel Alomía Robles, Castillo Grande, Puerto Nuevo, Cochabamba, Jircán, Monzón, Cholón, La Morada, Yuyapichis, Codo de Pozuzo, Puerto Inca y Tournavista.

Sin embargo, Devida no mostró una respuesta institucional suficientemente clara, para que el cultivo del cacao y café ofrezca un proyecto de vida sólido, debido a las plagas y enfermedades que vienen amenazando constantemente, así como la contaminación ambiental que perjudica los suelos y el agua.

“Mi preocupación es fortalecer el esfuerzo iniciado por miles de cacaoteros en esta región que optaron por la economía legal, pero al no encontrar apoyo de Devida, nos coloca en la misma situación de los agricultores de Monzon que exigen el retiro de Devida”, refiere en el escrito.

Según Alvarado, su gestión tiene programado diversas actividades y proyectos para este año, y que la intervención permitiría iniciar un programa entre el 2019 – 2022 para invertir 30´400,000.00 soles, que fortalecerá el desarrollo alternativo, la mitigación de las plagas del cacao; pero la respuesta de Devida es que no tiene presupuesto.

Leer Anterior

17.05.2019

Leer Siguiente

17.05.2019

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *