Venezolano que intentó matar a su hijo fue sentenciado a 16 años de cárcel

A un año y dos meses del ataque, el Juzgado Penal Colegiado Supraprovincial de Huánuco condenó a 16 años y cuatro meses de pena privativa de la libertad efectiva al ciudadano venezolano Franklin José Loyo Asocar (39) tras ser hallado culpable del delito de parricidio en grado de tentativa en agravio de su hijo de 10 de años. Asimismo, los jueces ordenaron el pago de 5 mil soles por concepto de reparación civil a favor del menor agraviado.

Loyo Asocar, está detenido en el penal de Potracancha desde enero del 2023 y de confirmarse la sentencia en segunda instancia saldrá de prisión el 2039, mientras tanto su único hijo pese a la gravedad de la lesión que puso en peligro su vida, está bien junto a su mamá y otros seres queridos.

HECHOS. La madrugada del 1 de julio del 2022, Franklin Loyo, incrustó un cuchillo de cocina en la cabeza de su hijo mientras dormía en su cuarto ubicado en el segundo piso del jirón Visagaga s/n altura del Malecón Higueras en el distrito de Pillco Marca. El ataque habría ocurrido, porque su ex conviviente identificada como Yslaver Andreina Sandoval Buitrago no quiso retomar la relación convivencial que tenían, por lo agresivo que era.

Tras el criminal ataque, el menor fue trasladado de emergencia al Hospital Regional Hermilio Valdizán, donde fue sometido a una intervención quirúrgica por presentar un trauma craneal abierto por arma blanca, policontuso por arma blanca y herida cortante en antebrazo y mano.

Advertisement

Debido que el menor tenía incrustado el cuchillo de cocina de 30 centímetros en el lado derecho del cráneo detrás de la oreja, los médicos del servicio de cirugía le practicaron una craneotomía para la extracción de cuerpo extraño por lo que permaneció entubado y con ventilación mecánica por más de 20 días. El menor que podía hablar, preguntó a su mamá, el por qué su padre había intentado acabar con su vida y la respuesta de Yslaver Andreina fue, porque, quería lastimarla y quitar lo que ella más amaba en la vida que era él.

Tras el criminal ataque, Loyo Asocar huyó con rumbo desconocido y permaneció en la clandestinidad casi seis meses hasta que finalmente fue detenido en el terminal terrestre de Cerro de Pasco cuando pretendía abordar un bus con dirección a la capital.

ALGO +

La investigación que terminó en sentencia emitida el 27 de setiembre fue dirigida por la fiscal Paola Roncal Acosta de la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco.

Advertisement

Leer Anterior

Despiste de auto en la ruta Pasco – Yanahuanca deja un fallecido

Leer Siguiente

La inseguridad le cuesta al Perú aproximadamente el 3% del PBI