Perito forense analiza escena del accidente donde hallaron muerto a universitario

Como parte de las diligencias que realiza el fiscal César Palli Calla de la Primera Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco para el esclarecimiento de la muerte del universitario William Alge Llanos Sánchez (24), ayer, un perito de criminalística llegó al lugar para medir la distancia, ubicación, área geográfica, entre otros detalles que deberán ser plasmados en un informe para el pronunciamiento del magistrado.

“Que mi muerte no quede impune, los asesinos deben pagar, fue enmarrocado injustamente, justicia para Williams”, se leía en los carteles que portaban familiares y amigos que llegaron al lugar de la diligencia por la muerte del también mototaxista, cuyo cuerpo fue hallado en el río Huallaga dos días después de ser intervenido por policías de la comisaría de Amarilis.

También asistieron abogados de los suboficiales Wilfredo Corrales Pino y Waldemir Segura Niño, investigados por el presunto delito contra la vida, el cuerpo y la salud en la modalidad de homicidio calificado en agravio de William Llanos, ocurrido el 11 de setiembre del 2017 en la carretera Central, altura de Limonpampa.

El perito Danny Humpire especialista en antropología física forense será el encargado de elaborar el informe que será adjuntado al caso, donde está incluido el levantamiento del secreto de las comunicaciones de los policías investigados, tres testigos y del mismo agraviado. Al final, el fiscal realizará una evaluación y determinará su pide o no prisión preventiva para ambos agentes.

JUSTICIA. “Pido justicia para mi hijo que murió en manos de dos policías que hoy caminan libre por las calles. Mi hijo era un joven tranquilo, estudiante del sexto siclo de la universidad, padre de un niño de dos años que hoy reclama por su papá”, dijo Algimiro Llanos Obregón quien acompañado de su abogada llegó a la redacción de Tu diario.

Asimismo pidió celeridad e imparcialidad en la investigación porque la vida de su hijo fue interrumpida tras la sospechosa intervención de dos suboficiales que estaban a bordo de un patrullero inteligente, pero que las cámaras instaladas en dicho vehículo no captaron el momento que su hijo habría corrido con la intención de evadir su responsabilidad, tras protagonizar un accidente de tránsito.

HECHOS. El 11 de setiembre a las 5:10 de la mañana el trimóvil rojo 3154-1W conducido por William Llanos Sánchez y la miniván blanca BOL-305 conducido por Gustavo Noreña Viscaya protagonizaron un accidente de tránsito en la carretera Central, altura de Limonpampa. Mientras los choferes discutían de quien era la culpa, llegó al lugar un patrullero de la comisaría de Amarilis que decide intervenir en el caso y al poner resistencia, los policías optan por poner grilletes al mototaxista.

Según el parte policial, cuando Llanos Sánchez era trasladado al patrullero huye del lugar y desaparece, dos días después su cuerpo fue hallado en el río Huallaga, aún tenía puesto las marrocas y el resultado de la necropsia es revelador porque determina como causa de muerte asfixia por sumersión, asfixia mecánica por estrangulación antebraqueal y policontuso por terceros.

Leer Anterior

Postergan inicio de Copa Perú en Amarilis hasta el 14 de marzo

Leer Siguiente

Alianza UDH goleo con “hat-trick” de Leiva

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *