Encuentran restos de mujer y su bebé reportados como desaparecidos

POLICÍAS Y FISCAL LLEGARON A LAS ALTURAS DEL POBLADO DE CONTADERA-MARGOS

A tres días de cumplir cuatro meses de su misteriosa desaparición, ayer en la tarde, fueron encontrados los restos que serían de Marisela Florinda Ramón Cruz (29) y su bebé de 7 meses de nacido. El hallazgo ocurrió en las alturas de Contadera, jurisdicción del distrito de Margos.

Luego de constatar que parte los cuerpos de la madre y su hijo estaban en una zona inaccesible, policías de la comisaría del sector reportaron a la Quinta Fiscalía Penal Corporativa de Huánuco para la diligencia de levantamiento de cadáver. A las 6:00 de la tarde, un equipo integrado por un médico legista, peritos de criminalistica, agentes del área de homicidios del Departamento de Investigación Criminal dirigidos por el fiscal adjunto Jesús Delgado Díaz partieron a la zona para recoger los restos.

En Contadero no existe señal de telefonía y al cierre del informe el equipo de investigadores no regresaba de la diligencia, desconociendo detalles del macabro hallazgo que dejó consternados a su familia.

DESAPARICIÓN. El 21 de abril del presente año, Florinda Ramón desapareció junto a su menor hijo tras salir de su casa ubicada en el caserío de Huancacancha con dirección al poblado de Tocana. La madre de familia tenía programado viajar a Huara, donde pretendía comercializar sus animales de corral (cerdo y oveja) que iba a trasladar con el camión que conducía su cuñado identificado como Alfredo Meza Celis, cuyo paradero a la fecha es desconocido.

Luego de casi tres meses de búsqueda, el 5 de julio Juana Cruz de Lustre (69) acudió a la comisaría d Margos para denunciar la desaparición de su hija y nieto. Al momento de brindar su declaración ante el encargado de investigar el caso, la sexagenaria dijo que al preguntar por el paradero de su hija a Meza Celis, este habría respondido que estaba en Huara vendiendo papa, versión que fue descartada, porque los parientes viajaron hasta esa parte del Perú, pero luego de buscarla no dieron con su paradero.

Indagando sobre lo ocurrido con Marisela Florinda, policías de la comisaría de Margos llegaron a las alturas de Tocana, donde en unas cuevas hallaron partes de su prendas de vestir, hecho que hizo presumir que la madre y su pequeño fueron asesinados y sus cuerpos arrojados en dicha zona con la finalidad de desaparecerlos.

Algo más +

El móvil del ataque sería un acto de venganza contra la madre de familia que denunció al hermano de Alfredo Meza por ingresar a su casa y robar sus pertenencias.

Leer Anterior

Ahora se puede visitar museos emblemáticos virtualmente

Leer Siguiente

Alianza Universidad cae 3 – 2 ante Ayacucho FC

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *