Encarcelan a mujer que envenenó y mató a su hijo de un año y 7 meses

El fin de semana, policías de la comisaría de Ambo trasladaron al penal de Potracancha a Edi Judith Carbajal Aguirre (21) para quien el juez Rolando Bustillos Cuba del Juzgado de Investigación Preparatoria de Ambo, dispuso nueve meses de prisión preventiva a pedido del Ministerio Público que lo investiga por la presunta comisión de los delitos de parricidio y falsedad ideológica.

En la audiencia que fue virtual, el fiscal Marco Antonio Acuña Urquizo expuso los fundados y graves elementos de convicción que vinculan a la detenida con los delitos y por el cual pasaría los próximos 28 años de su vida en la cárcel. Informó que el 21 de febrero, Carbajal Aguirre junto a su pequeño Liam Joseph Espinoza Carbajal llegó al local comercial, ubicado al costado de la comisaría de Ambo, donde trabaja su expareja José Armando Espinoza Martel con quien sostuvo una discusión y al quitarle su equipo móvil descubrió que el padre de su hijo había iniciado una nueva relación amorosa.

Tal como declaró ante la policía y fiscalía al descubrir que su expareja estaba en amoríos con otra persona, decidió acabar con la vida de su propio hijo esto con la finalidad de que no exista ningún vínculo con José Armando, y es por ello que al día siguiente acudió hasta la cuadra 1 del jirón Bolognesi, donde funciona una veterinaria y compró un sobre de campeón. Dos días después esperó quedarse a solas en su casa ubicada en el barrio Huancapata, donde mientras su pequeño hijo jugaba con su carrito en la puerta de la cocina, Edi Judith mezcló el raticida con yogurt.

Luego salió hasta el patio, llamó al pequeño Liam Joseph y ella misma hizo tomar el yogurt para luego ingresar a la cocina y darle cancha y en ese instante el veneno empezaba a dañar los órganos al niño que la miró con tristeza luego decirle mamá”. Fue en ese instante que la desalmada mujer cargó a su hijo, llamó a su mamá, pero como respondió decidió comunicar a su expareja diciendo que Liam estaba enfermo.

José Armando Espinoza pidió permiso en su trabajo y decidió ir a dar alcance hasta la altura del Instituto Max Plan de Ambo y ambos ingresaron por el servicio de emergencia, pero el médico que estaba de turno, dijo a los padres que no podían hacer nada, porque el menor ya no tenía signos de vida, por lo que dieron parte a la comisaría del sector y la policía informó a la fiscal Fiorela Reyes Bravo.

La mujer que habría planificado al milímetro el crimen de su hijo, dijo al suboficial que acudió al establecimiento de salud que su niño había muerto atragantado comiendo cancha, dicha información fue trasladada a la fiscal, quien sin verificar dispuso la entrega del cuerpo a la mamá. Dos días después fue sepultado, pero ante la denuncia del padre, el 4 de marzo el cadáver fue exhumado y la necropsia reveló que la causa de muerte fue envenenamiento.

Por este hecho son investigados una fiscal, un médico y el propietario de una funeraria que habría cobrado 200 soles para el certificado de defunción que la malvada mujer presentó a la municipalidad de Ambo.

ALGO MÁS

En la reconstrucción de los hechos, Edi Carbajal, dijo estaba arrepentida y su confesión es para que su hijito pueda descansar en paz.

Advertisement

Leer Anterior

Ministro de Defensa presidirá acto de inicio del año escolar 2022 en Huánuco

Leer Siguiente

Homenaje a las glorias del León de Huánuco