Colombiano que laboraba como vigilante de nigth club es encarcelado por portar arma de fuego sin licencia

El ciudadano colombiano identificado como Luis Eduardo Hurtado Bejarano (26) apodado “Lalo” fue trasladado al penal de Potracancha, donde cumplirá 9 meses de prisión preventiva por el delito contra la seguridad pública en la modalidad de uso o porte de arma de fuego en agravio del Estado.

En la audiencia virtual, el fiscal a cargo del caso informó que el 13 de mayo del 2023 Hurtado Bejarano, fue detenido por policías de la Unidad de Trata de Personas, tras ser denunciado por su co-ciudadana de 33 años que fue traída con engaños desde Antioquía Colombia para trabajar como mesera, pero fue llevada a la cuadra 10 del jirón Huánuco, donde funciona el nigth club Stación.

Al realizar el registro a la habitación del colombiano, que dijo ser vigilante del local, los policías encontraron debajo del sillón una pistola marca Taurus modelo PTS8HC con número de serie KGX16006, calibre 380 y al ser consultado sobre el arma de fuego, dijo que lo usaba por seguridad, porque el inmueble donde funciona el club nocturno tenía problemas judiciales.

Ante el hallazgo del arma, la fiscalía solicitó información a la Superintendencia Nacional de Control de Servicios de Seguridad, Armas, Municiones y Explosivos de Uso Civil (Sucamec) concluyendo que la pistola era de propiedad William A. G., quien el 11 de setiembre del 2019 denunció la pérdida del arma cuando viajaba de Huánuco a Pasco.

Advertisement

El representante del Ministerio Público, informó que con las diligencias realizadas determinaron que Luis Hurtado Bejarano no tenía licencia para portar arma, por lo que en el futuro de probarse el delito sería sentenciado a una pena no menor de seis años y el juez Abraham Limaylla Torres del Juzgado de Extinción de Dominio Transitorio de Huánuco en adición de sus funciones de Investigación Preparatoria, no tuvo otra opción que dictar la medida coercitiva.

“Lalo” y “Gordo Tobby” son investigados por trata de personas en agravio de dos colombianas de 23 y 33 años a quienes les dijeron que trabajarían como meseras, pero terminaron siendo explotadas sexualmente en el nigth club Stación. 

ALGO +

El fiscal informó que en el celular de Luis Eduardo encontraron fotos mostrando el arma, por lo que no descartan que haya sido utilizado en algún hecho ilícito.

Advertisement

Leer Anterior

Policía enseñan a desfilar a niños de Pampamarca

Leer Siguiente

Fiscalía pide 12 años de cárcel para el ex alcalde de Chinchao