Anulan sentencia de cadena perpetua y liberan a implicado en crimen de profesor Minaya

Escándalo judicial. Luego que la Sala Penal de Apelaciones declaró nula la sentencia 147 que condenaba a cadena perpetua a Fredy Roland Trujillo España conocido en el mundo del hampa como “Suri o Shuco”, la tarde del 11 de julio salió del penal de Potracancha en mérito a una orden judicial dictada por el Segundo Juzgado de Investigación Preparatoria de Huánuco.

El documento al que Tu diario tuvo acceso, indica que el tipo de libertad que obtuvo es comparecencia con restricciones por el delito de robo agravado con subsecuente muerte en agravio del Luis Ernesto Minaya Echiparra.

El 9 de julio, la papeleta de excarcelación N° 16-2019 fue enviada al Inpe para dar trámite y dos días después, Trujillo España, quien estuvo prófugo de la justicia casi tres años, salió en libertad. Las personas que lo vieron abandonando el recinto penitenciario, informaron que llevaba puesto un buzo, estaba delgado y demacrado.

El 20 de octubre del 2017 tras ser detenido en Huancayo, el Juzgado Penal Colegiado de Huánuco dispuso su internamiento al penal, donde el 17 de setiembre del 2018, los magistrados Edwin Ventocilla Ricaldi, Carlos Allasi Pari y Renzo Beramendi Ramírez por unanimidad resolvieron condenar a la máxima pena de cadena perpetua a Fredy Roland Trujillo España.

Por este mismo caso que en su momento causó conmoción en la población huanuqueña, Erick Sander Gonzáles Bonilla (25) fue condenado a la misma pena, pero la Sala Penal de Apelaciones lo redujo a 35 años de cárcel. El tercer implicado es Pool Carlos Toledo Calero “Carlitos”, quien desde la noche de los hechos está prófugo de la justicia.

Respecto a la liberación, la defensa técnica, explicó que al haberse declarado nula la sentencia y vencido la prolongación de la prisión preventiva, el juzgado dispuso su inmediata libertad. Indicó que los magistrados ordenaron un nuevo juicio con la declaración de todos los testigos y del mismo acusado, porque si la pena es grave no pueden condenar solo con documentos, sin actuar testimoniales.

DEFENSA TÉCNICA. Según el abogado José Carlos Mendoza García, defensor de Trujillo España, la condena impuesta fue injusta por cuanto no existe ninguna prueba a excepción de la declaración de su coimputado.

“Ni siquiera lo síndico directamente, esta es la causa por la cual la sala declaró nula la sentencia porque nunca se escuchó su versión del sentenciado Erik Gonzales Bonilla, no fueron los demás testigos al juicio, sólo actuaron documentos y sólo existe un supuesto celular que lo vincula, pero nunca estuvo a su nombre ni de ninguno de su familiares”, refirió Mendoza García.

Agregó que la Sala de Apelaciones declaró nula la sentencia y ordenó que se realice un nuevo juicio y se escuche todas las declaraciones de los testigos y del sentenciado. “Porque si la pena es grave no se puede condenar solo con documentos y sin actuar testimoniales”.

HECHOS. El 12 de marzo del 2014, el profesor Luis Ernesto Minaya, tras cumplir con su jornada laboral en la institución educativa Marcos Durand Martel salió de su casa para realizar servicio de taxi a bordo de su vehículo negro, marca Hyundai de placa D2A-006. En el trayecto fue abordado por tres delincuentes que simularon ser pasajeros quienes esperaron el momento oportuno para reducirlo a golpes.

Ante la resistencia que puso para evitar que roben su herramienta de trabajo, Minaya Echiparra fue golpeado e inconsciente su cuerpo fue arrojado a un costado de la carretera Huánuco a Conchumayo, cerca de una cantera. Sin ningún remordimiento, los autores lo dejaron a su suerte, mientras ellos optaron por volver a la ciudad y para evitar la ubicación del carro ordenaron a Erick Sander Gonzáles Bonilla “Negro” trasladar el vehículo hasta el poblado de Yanag.

Y cuando estaba a la altura de la Balanza para ingresar a la caleta y guardar el carro robado, dos policías de Carreteras deciden intervenir y cuando alumbraron con una de sus linternas en la parte posterior, vieron un zapato y manchas de sangre. De inmediato pidieron los documentos, pero el conductor (Negro), dijo que los había olvidado, pero al revisar encontraron una tarjeta de propiedad y al preguntar dio el nombre de una mujer, descubriendo que el carro era robado.

Fue trasladado a la sede policial para las diligencias de esclarecimiento de los hechos, donde al ingresar los datos a la Sunarp descubrieron que el auto estaba a nombre de Minaya Echiparra y al buscar encontraron un número de celular con el cual comunicaron a su familia. Uno de sus sobrinos, es un suboficial de la policía, Oscar Minaya Vila, quien con apoyo de sus colegas logró que Gonzáles Bonilla, diga donde habían dejado al chofer. Guiados por el ‘robacarro’ viajaron por la carretera al aeropuerto, pero cuando llegaron al lugar indicado encontraron al profesor agonizando por lo que optaron por trasladarlo al hospital de EsSalud a donde llegó cadáver.

La fiscalía tras recopilar las evidencias solicitó prisión preventiva para Erick Gonzales Bonilla, quien al verse perdido delató a sus cómplices y dijo que “Suri” y “Carlitos” fueron los que perpetraron el robo con subsecuente muerte y su única participación fue conducir el carro hasta Yanag.

ALGO +

En marzo del 2011, Trujillo España, tras cortar los barrotes huyó del calabozo del complejo policial “Alcides Vigo Hurtado” a donde fue trasladado para ser investigado por su presunta participación en el robo a la tienda Ipanema Shop, ocurrido en febrero del mismo año.

Leer Anterior

15.07.2019

Leer Siguiente

Encuentran cuerpo sin vida de poblador en Umari

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *