“Don Mashico” celebra sus 120 años en medio de una pandemia que tiene en vilo al mundo

Marcelino Abad Tolentino, considerado el hombre más longevo del Perú y seguramente uno de los pocos supercentenarios del mundo, celebra sus 120 años de vida en medio de una pandemia que tiene en vilo a los países de todo el planeta. “Don Mashico” como lo conocen, nació el 5 de abril de 1900 en algún punto del centro poblado de Huacachi en el distrito de Chaglla, Pachitea – Huánuco.

Con tal motivo, fue la alcaldesa de Chaglla, Mercedes Tolentino Carhua, quien emitió un caluroso saludo para recordar el onomástico. “Te estás convirtiendo en alguien excepcional.  Disfruta mucho de hoy, y no pares de buscar cosas nuevas que te motiven y te hagan sentir bien. Muchas felicidades, que Dios te bendiga y proteja hoy y siempre”, expresó la burgomaestre para recordar esta fecha del singular poblador que alberga Chaglla.

La imagen puede contener: 1 persona, sonriendo, sombrero, exterior y primer plano

TODO UN PERSONAJE

Según los medios de comunicación que conocieron su historia, describieron a “Don Mashico” como un hombre de un metro y 30 centímetros, no sabe leer ni escribir, nunca tuvo esposa ni hijos y vive solo, en un paraje del poblado de Huacachi.

Hasta que fue descubierto y lo convirtieron en beneficiario de la subvención económica que otorga el Gobierno a través del programa Pensión 65, se alimentaba de lo que le brindaba solo la naturaleza y aunque para muchos tenía grandes necesidades, para él su vida era generosa.

“Don Mashico, como lo conocen los vecinos de los distritos cercanos, donde durante años fue solo un recuerdo, no sabe de familiares, ni propiedades y no ambiciona riquezas, solo quiere dos pilas, un hacha, papas y arroz”, refiere el reportaje que fue compartido por personal del Ministerio de Desarrollo e Inclusión Social, aquella vez cuando lo ubicaron para hacerlo pensionario del referido programa social.

Pero no era que a don Marcelino no le hacía falta nada. Su vida trascurrió llena de carencias y necesidades. No tenía partida de nacimiento, tampoco DNI; nunca votó y no fue al colegio. No tuvo un empleo formal, salario ni una vivienda digna. En esas condiciones transcurrió toda su larga vida hasta el 7 de febrero del 2019, cuando conocieron de su paradero.

Los lugareños más antiguos del poblado contaron que de joven, era visto trabajando en distintos oficios. Aparecía en las fiestas de diversos pueblos vendiendo locro, pero también trabajaba como peón en las chacras y, algunas veces, ayudaba en la construcción de casas. Dicen que vivió así durante muchos años, en varios centros poblados y anexos, donde incluso se enamoró, pero fue rechazado.

Sin embargo, pese a haber vivido más de un siglo, este hombre centenario muestra aún  buena salud.

Reportajes

 

CIUDADANO POR FIN

El reportaje del Midis relata que la existencia de un abuelito en una hacienda abandonada del anexo de Cormilla, en el centro poblado de Huacachi, movilizó a la representante del Sistema de Focalización de Hogares (Sisfoh) de la municipalidad distrital de Changlla, y ella a su vez avisó al promotor del programa Pensión 65 y así ambos marcharon hacia donde vivía don Marcelino.

No fue fácil, pero finalmente llegaron y lo encontraron viviendo con seis gallinas, dos gallos, dos perros y tres gatos, rodeado de un bosque de árboles frutales (de papaya, plátano, lima, naranjas, paltas, guayabas) y plantaciones de zapote, pituca, yuca, etc., que son regadas por un riachuelo de agua cristalina que atraviesa la zona donde vive.

Fue cuando iniciaron los trámites. Primero ante el Registro Nacional de Identificación y Estado Civil (Reniec) del distrito. Luego se generó la inscripción extemporánea de su partida de nacimiento, le tomaron fotografías y huellas digitales, y finalmente emitieron su DNI el 19 de febrero del 2019

Ya con el documento emitido, la Unidad Local de Empadronamiento (ULE) de la referida municipalidad inició las acciones para que “Don Mashico” obtenga su clasificación socioeconómica de extrema pobreza sea incorporado como usuario de Pensión 65.

Así fue como don Marcelino Abad Tolentino, el hombre más longevo del país, cobra la subvención económica que entrega Pensión 65, desde el día 31 de mayo 2019.

Leer Anterior

Coronavirus: El Perú ha quintuplicado su capacidad de procesar pruebas de descarte

Leer Siguiente

SEDA HUÁNUCO A SUS USUARIOS Y POBLACIÓN HUANUQUEÑA EN GENERAL

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *