Conozca a Emara Rubín Luyo, la niña escritora que cautiva con su libro de cuentos

Por Jorge Chávez Hurtado

Emara Khalessi Rubín Luyo es una niña de ocho años y con extraordinaria vocación temprana para la redacción. A su temprana edad hizo realidad la publicación de su primer libro a través de Amarilis Indiana Editores. Su trabajo bibliográfico: El Bosque Mágico. Juntos nadie nos para, está desarrollado para un público lector de temprana edad, sin embargo, afirma que los adultos también pueden deleitarse con la buena lectura del libro porque tiene como propósito fundamental la formación de ciudadanos ambientales.

La joven escritora huanuqueña tiene importantes logros en su haber. Obtuvo premios nacionales e internacionales: reconocimiento internacional en el evento Jóvenes Promesas – Mujeres del Futuro (2023), organizado por la Cámara de Comercio y Mujeres Peruanas, así como la Universidad Jaime Bausate y Meza; primer puesto en el concurso Niños Talento (2019), organizado por la I.E. Julio Armando Ruiz Vásquez de Amarilis, entre otros premios que ponen de relieve su talento.

Karen Lucero Cruz Ortiz, ingeniera ambiental, sostiene que el libro de Emara es fuente de inspiración para que cada lector se comprometa a trabajar en equipo por el bien de nuestro planeta. El 60% del Perú, afirma, está cubierto de bosques que purifican el aire; sin embargo, en el 2020 se perdieron más de 200 mil hectáreas de bosques. Y a continuación plantea la pregunta de rigor: ¿Quién purificará el aire?

Advertisement

En este difícil contexto de contaminación ambiental que pone en riesgo nuestra salud y el equilibrio de nuestros ecosistemas, surge la voz de nuestra joven escritora: “Amiguitos, este libro nos recuerda que debemos amar a la naturaleza, cuidarla y conocerla un poquito más, a través de estos divertidos y tiernos amigos que viven en El Bosque Mágico: el patito Ducky, la conejita Nieve y el monito Raí. Juntos salvaremos el planeta, nuestro hogar”.

Advertisement

Leer Anterior

22.03.2023

Leer Siguiente

Murió joven que recibió 36 impactos de perdigón durante protestas contra Dina Boluarte