Colegio en Tingo María se resistía a suspender clases

DIRECTIVOS NO ACATABAN DISPOSICIÓN DEL GOBIERNO

Frente a la irresponsabilidad, sumada a la resistencia a la autoridad y terquedad demostrada ampliamente por los directivos de la Institución Educativa Privada San Ignacio de Loyola, de Tingo María, se hizo necesaria la actuación del fiscal de prevención del delito, representantes del sector Salud y del Ugel Leoncio Prado para suspender las clases en este plantel, tras la disposición dada por el gobierno central para contrarrestar el peligro de expansión del coronavirus.

En efecto, los directivos de este plantel desacataron la disposición, argumentando que no fueron comunicados, por lo que obligaron a estudiantes y docentes a acudir para continuar sus actividades como si nada ocurriera. Varios padres de familia conocedores de la suspensión también se vieron obligados a llevar a sus hijos al colegio porque el director les dijo que “aquí no pasa nada y las clases se realizarán normalmente”.

La mañana del jueves los padres protestaron, pero no les hicieron caso.Ante esta situación, acudieron funcionarios de la Ugel, pero también no fueron escuchados, por lo que pusieron en conocimiento de la fiscalía para que actúe de acuerdo a sus atribuciones. Finalmente fueron representantes del sector Salud quienes hicieron entrar en razón a los directivos mostrándoles el decreto supremo que suspende las clases.

El director del plantel, José Manuel Gonzáles De la Flor, declaró que no había escuchado el mensaje del Presidente y que le contaron que sólo se refería a la suspensión del inicio de las clases en los colegios estatales (Sergio Madueño).

Leer Anterior

Alcaldes se comprometen a promover la prevención

Leer Siguiente

Gorehco entrega terreno para agua y desagüe de La Esperanza

Dejar una respuesta

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *