Aglomeración y las largas colas en agencias del Banco de la Nación para cobrar bono familiar

El pago del segundo Bono Familiar Universal de 760 soles empezó a entregarse desde el pasado 10 de diciembre, lo que ha ocasionado que las largas colas y aglomeraciones sean una constante en las diferentes sedes del Banco de la Nación (BN).

Los beneficiarios del bono, gran parte adultos mayores, en estos días amanecen en los exteriores de las agencias con la finalidad de demorar menos tiempo en la cola. Es el caso de la sede ubicada en el palacio municipal de Amarilis y la sede central en la ciudad de Huánuco. Pero también está ocurriendo lo mismo en las demás oficinas y las agencias de provincias como Tingo María, La Unión y otros.

En la agencia principal de la ciudad de Huánuco, el desorden y la aglomeración se ha hecho más evidente debido a que restringieron la atención porque la mayoría de los trabajadores pasaron a cuarentena a causa de un caso de covid, entre ellos.

Lamentables escenas se pueden apreciar en las afueras de la agencia central del Banco de la Nación, personas que desde la noche anterior deciden dormir arropados con cartones en las afueras, sometiéndose a las inclemencias del clima, la inseguridad y al riesgo del contagio del nuevo coronavirus; con la esperanza de poder cobrar sus bonos y tener ese respaldo económico hasta el fin de un año.

Llegan de lejos

Entre los que se mantuvieron desde horas de la madrugada de ayer, esperando ser atendidos en la agencia central del Banco de la Nación en la ciudad de Huánuco, estaba Teodosio Rodríguez Tarazona, proveniente del centro poblado de San José de Paucar en Amarilis; quien refiere haber estado haciendo cola desde las 2 de la madrugada, pero por falta de seguridad fue expulsada por otras personas, viéndose en la obligación de retroceder algunos pasos.

“Estoy desde las dos de la madrugada haciendo mi cola, esto no avanza para nada. Estamos en el frio, en el calor y encima todos están apretados, hace un rato un grupo me ha echado más atrás de la cola y cuando llegaron algunos policías, ya no hicieron nada”, relató Teodosio.

Otro caso es de Eliana Alejo Vara, del distrito de Margos, quien afirma que ni bien llego a la ciudad con la finalidad de cobrar su bono se dirigió hasta el banco con su hijo a hacer su cola. Refiere que desde que llegaron a las 6 de la mañana, no tuvieron tiempo ni de desayunar, porque salir a ello significaría quedarse más tiempo sin cobrar.

“Ya estamos cerca al medio día y aún no logro cobrar”, refirió Eliana, quien pese a su avanzada edad tuvo que mostrar su fortaleza para evitar que otros que llegaron después de ella intentaron quitarle su ubicación. “Me gustaría decirle a quien este en el banco que piense en nosotros, cuantas horas más vamos a estar”, dijo.

Casi al final de la larga cola, Bernardino Chavez Mayta, natural del centro poblado de Huancapallac en Quisqui, dijo que pese a haber amanecido y pasado ya más de cinco horas, la cola avanzaba muy lento y no sabía si iban a atenderlo. Él está consciente que siendo mayor de edad se expone a contagiarse del Covid-19, por la aglomeración. “Desde las 4 de la madrugada estoy aquí. No hay nada de orden y la atención es muy lenta, nosotros estamos acá sufriendo parados y no avanza la gente. Deberían poner más gente para que atienda”, manifestó.

Pocas ventanillas

Ante esta situación, la Defensoría del Pueblo, ente encargado de fiscalizar las deficiencias de atención y abusos de entidades públicas; a través del comisionado Sergio Guevara Martínez, anuncio que en horas de la mañana de ayer realizaron una visita a las instalaciones del banco y constataron que (según lo acordado en una reunión sostenida con el administrador temporal Rudy Silva), se encontraban 9 trabajadores atendiendo en ventanillas, a diferencia de los únicos 2 que estaban desde el pasado sábado.

El comisionado agrego que el día 22 estaría llegando un personal más, siendo 10 en total, para sumarse y de esa manera hacer más fluida la atención a los sufridos usuarios y reducir las aglomeraciones que se han venido dando en los últimos días y que podrían devenir en focos infecciosos de Covid 19.

Hace algunos días, la oficina de la Defensoría del Pueblo en Huánuco, también requirió a la agencia del Banco de la Nación en Amarilis, la implementación de canales alternativos que permitan atender con celeridad a ciudadanas y ciudadanos que acuden diariamente a sus instalaciones y evitar las aglomeraciones que favorecen el incremento de contagios del Covid-19.

El requerimiento se efectuó tras tomar conocimiento que en los exteriores de la entodad bancaria hay un considerable número de personas, las cuales pernoctaron en las veredas adyacentes a la puerta de ingreso, esperando el inicio de la atención para realizar el retiro del Bono Familiar Universal y de otros programas sociales, así como diversos trámites.

La Defensoría también pidió a la entidad bancaria que informe sobre las acciones tomadas para mejorar la atención y si se han hecho los requerimientos respectivos al órgano superior inmediato, teniendo en cuenta la demanda de personas que concurren a dicho local.

Advertisement

Leer Anterior

Denuncian agresión de transportistas a inspectores de tránsito

Leer Siguiente

Cuerpo médico de EsSalud recuerda condiciones en las que Huánuco afronta el Covid-19